Noticias de última hora
Casa > Perspectivas de la Biblia > La Doctrina de la Resurrección y la Glorificación

La Doctrina de la Resurrección y la Glorificación

REGRESAR AL CUADRO DE LAS DOCTRINAS AVANZADAS DE LA BIBLIA

EL CURSO DE LAS DOCTRINAS AVANZADAS DE LA BIBLIA

La Lección #17

  • La Doctrina de la Resurrección y la Glorificación
  • La Doctrina de la Resurrección:
    • La cristiandad es la única religión en el mundo que promete una resurrección del cuerpo.
      • Hay varios aspectos de la resurrección que desafía la mente humana.
      • La pregunta más frecuente que surge entre la gente es esta pregunta, “¿Cómo estará el cuerpo de la persona en la resurrección?
      • Mientras podemos ganar alguna perspicacia por medio de las escrituras, todavía hay algunos asuntos sin las respuestas. Sin embargo vamos a ver claramente lo que Dios nos ha revelado a nosotros en Su Palabra acerca de la resurrección.
    • El concepto bíblico de la resurrección comienza temprano en el Antiguo Testamento. El tema está desarrollado en una manera más completa en el Nuevo Testamento con la resurrección de Jesucristo.
      • El concepto de la resurrección en el Antiguo Testamento:
        • Dios creó originalmente que el hombre viviría para siempre a causa que tenía el acceso constantemente al árbol de la vida en el Huerto de Edén. (Gen 2:9)
          • En esa época, no había la necesidad de cualquier pensamiento de la resurrección. El hombre no moriría pero viviría para siempre.
          • El término “resurrección” significa = para levantar a la vida lo que estaba muerto físicamente.
        • La necesidad de la resurrección vino a causa de la caída de Adán en el pecado en Gen 3. Dios quitó a Adán y a Eva del Huerto de Edén. No podían tener acceso al árbol de la vida, y a causa que la consecuencia del pecado es la muerte, ya morirá físicamente. (Gen 3:24)
          • Con la caída de Adán en el pecado, la muerte entró la experiencia humana del hombre.
          • Con la muerte vino la necesidad de la resurrección.
        • En el futuro eterno que viene, Dios restaurará al hombre el acceso al árbol de la vida.
          • Lea Apo 22:2,14
        • El libro más viejo en la Biblia es el libro de Job. En todos los problemas de Job, expresaba su creencia en la resurrección del cuerpo.
          • Lea Job 19:25-26
          • Note que Job dice que desde mi propia carne tengo que ver a Dios.

Hay algunas personas que hablan acerca de una resurrección, pero estos teólogos falsos no quieren decir una resurrección del cuerpo pero una resurrección “espiritualizada”.

Por todo el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, cuando la resurrección se menciona, siempre es una resurrección del cuerpo. Una resurrección física es lo que Dios revelaba a los judíos del principio.

        • En el Antiguo Testamento, la promesa de una resurrección futura fue entendido como el estímulo para estar fiel a Dios a causa que la resurrección a la vida eterna era el premio prometido.
          • Lea Sal 88:10
          • Lea Isa 26:19

Habían las personas resucitadas de entre los muertos en el Antiguo Testamento, pero ellos fueron resucitado a esta vida física.

El resultado era que ciertamente y eventualmente morirán otra vez.

Por ejemplo: en 1Rey 17:17-24 Elías resucitó al hijo de la mujer pobre.

Por ejemplo: en 2Rey 4:31-37 Eliseo resucitó al niño.

Por ejemplo: en 2Rey 13:20-21 Un hombre fue resucitado cuando tocó los huesos de Eliseo.

Más allá estos ejemplos de la resurrección a la vida física, los judíos creían en la resurrección a la vida eterna.

          • Lea Dan 12:2-3
        • En el Antiguo Testamento, la promesa de una resurrección futura fue considerado como un tiempo cuando Dios cumplirá las cuentas de los malos a la condenación eterna y de los justos a la vida eterna.
          • En esta vida no vemos todas las veces que los incrédulos cosechan de lo malo que siembran, y ni vemos que los justos cosechan de lo bueno que siembran en sus vidas.
          • Por lo tanto, a causa que Dios es justo, deben ser un tiempo cuando Dios cumplirá las cuentas para los malos y para los justos. De este concepto de un Dios justo surge la creencia de un juicio futuro.

Lea Sal 49

Lea Sal 88

En Sal 88 vemos la petición para la resurrección de Seol o Hades. Necesitamos entender lo que quiere decir el Antiguo Testamento acerca de la tumba o el lugar de los muertos.

Durante el tiempo del Antiguo Testamento, cuando una persona murió, si él era un creyente o no, su alma y su espíritu fueron al lugar que se llama Seol o Hades para esperar la resurrección final.

El incrédulo fue al lugar en Seol (Hades) que se llamaba el tormento.

El creyente fue al lugar en Seol (Hades) que se llamaba el seno de Abraham.

Lea Luc 16:19-31 (La historia del rico y el pobre, que se llama Lázaro)

En este pasaje podemos entender que estos dos lugares de los muertos estaban ubicados en Seol (Hades).

Lucas describe estos dos lugares como existían por el Antiguo Testamento. Sin embargo, todas las cosas cambiaron con la resurrección de Jesucristo.

Lea Efe 4:8-10

Lea Col 2:15

Lea 1Ped 3:18-22

Jesucristo llegó a ser el pecado para nosotros en la cruz (2Cor 5:21).

A causa que el pago del pecado es la muerte (Rom 6:23), Jesucristo tenía que experimentar Seol (Hades). Él fue a ambas partes de Seol (Hades).

Jesucristo anunció a las personas detenían en ambas partes del Seol (Hades) que Él llevó victoriosamente todos los pecados del hombre en la cruz. (1Ped 3:19)

Entonces Él fue resucitado de entre los muertos, apareció a María Magdalena, pero ella no podía tocarlo. (Jua 20:17) a causa que él no fue ascendido todavía al cielo para rociar su sangre derramada en el arca de la expiación. (Heb 8:1-2)

Cuando Él fue resucitado de entre los muertos, llevó a los santos del Antiguo Testamento y el lugar del seno de Abraham, y los movía al cielo. (Efe 4:8) Allí lo dio el lugar un nombre nuevo. Ahora se llama el Paraíso. (Luc 23:43)

Entonces, Jesucristo, como el Sumo Sacerdote ofreció su sangre a Dios, el Padre, y ahora se sentó a la diestra de Dios. (Heb 9:24 Heb 1:3)

Ahora cuando el creyente del Nuevo Testamento muere, va al paraíso en el cielo para esperar la resurrección.

Jesucristo no murió a los incrédulos. Por lo tanto, en esta época del Nuevo Testamento, todos los incrédulos que mueren van al lugar que se llama el Tormento en Seol (Hades).

Todavía esperan la resurrección final y el juicio.

        • Con el desarrollo de las dos escuelas del pensamiento en judaísmo, tenemos una división de la creencia acerca del concepto de la resurrección.
          • Los fariseos del segundo siglo creían en la resurrección del cuerpo. (Mat 22:23 Hec 23:8)
      • El concepto del Nuevo Testamento de la resurrección:
        • Antes de la crucifixión y la resurrección de Jesucristo, Marta verificó la creencia en una resurrección futura en el tiempo cuando resucitó a su hermano, Lázaro. (Jua 11:24)
        • La resurrección física de Jesucristo es el modelo para la resurrección física e individual. La resurrección de Jesucristo ocurre en todos los cuatro evangelios.
        • Es el cuerpo resucitado de Jesucristo que nos da la descripción de cómo serán nuestros cuerpos después de nuestra resurrección.
          • Jesucristo tenía una continuidad de la identidad. Era la misma persona antes de la resurrección y después de la resurrección. (Ejemplificado por las marcas de la crucifixión en su cuerpo.)
          • Jesucristo podía comunicar para que las personas podían oírle.
          • Jesucristo podía comer y beber.
          • Jesucristo podía ser tocado físicamente.
          • Jesucristo podía pasar por las murallas.
          • Jesucristo podía estar en una ubicación geográfica en un momento y el próximo momento podía estar en una ubicación diferente más distante.
        • Lea 1Cor 15:42-50 (El capítulo entero de 1Cor 15 tiene el tema de la resurrección del creyente.)
          • El cuerpo resucitado es un cuerpo espiritual.
          • El cuerpo resucitado es un cuerpo incorruptible.
          • El cuerpo resucitado es un cuerpo celestial.
          • El cuerpo resucitado es un cuerpo glorioso que no se somete a la muerte.
        • La presencia del Espíritu Santo es el sello y la garantía que una persona que cree en Jesucristo será resucitado a la vida eterna.
          • Lea 2Cor 5:1-6
          • Lea Efe 1:13-14
      • La importancia del concepto y la doctrina de la resurrección a nuestra fe:
        • Todos los sermones listados en el libro de Hechos que habían hablados en la iglesia primitiva mencionan la resurrección de Jesucristo.
        • 1Cor 15 nos dice que la creencia en la doctrina de la resurrección es necesaria a la fe cristiana.
          • Si no creemos en la resurrección de Jesucristo, el precio del pecado no ha sido pagado y todas las personas todavía están en sus pecados.
          • Si no hay la resurrección, la fe es vana. (1Cor 15:14,17)
          • Si no hay la resurrección, no hay perdón del pecado.
          • Si no hay la resurrección, no hay propósito de la vida.
          • Si no hay la resurrección, no hay creencia en un juicio futuro o la justicia eterna.
          • Si Jesucristo no resucitó de entre los muertos, no resucitaremos de entre los muertos.
          • Si Jesucristo no resucitó de entre los muertos, todos los humanos son perdidos. (1Cor 15:18-19)
    • La Conclusión:
      • Lea Jua 11:25
      • Note que Jesucristo no dijo, “yo soy el camino a la resurrección.” Dijo que Él es la resurrección. En otras palabras, hay la resurrección solamente para las personas que están unificadas con y en Jesucristo. La resurrección es una condición de ser en una relación con Él.
  • La Doctrina de la Glorificación:
    • La doctrina de la glorificación viene del concepto de la perfección completa o la santidad moral de los creyentes en Jesucristo. La pureza y el brillo acompañan la glorificación.
      • La palabra “glorificación” no está en el texto de la Biblia en el griego o en el hebreo, pero la palabra, “gloria” aparece. (doxazo en griego)
      • El Antiguo Testamento anticipa el tema de la glorificación, pero no desarrolla el tema.
        • Lea Sal 73:24
        • Lea Dan 12:3
      • El Nuevo Testamento amplifica y desarrolla el tema de la glorificación.
        • Lea Rom 8:17, 30
        • Lea 2Tes 1:12
        • Lea Rom 5:2
        • Lea Col 1:27
          • La esperanza de la glorificación es una promesa futura para todos los creyentes en Jesucristo.
          • Esta promesa de la glorificación todavía no ha sido cumplida en el creyente del Nuevo Testamento.
        • Lea Rom 8:18
        • Lea 1Ped 5:1
        • Lea 2Tes 2:14
      • ¿Cuándo ocurrirá este acontecimiento glorioso de la glorificación?
        • Lea Efe 5:27
        • Lea Fil 3:20-21
        • Lea Col 3:4
        • Lea 2Tes 1:10
          • La glorificación del creyente ocurrirá en la resurrección de los creyentes.

Para los santos del Nuevo Testamento, la glorificación ocurrirá en el rapto de la iglesia. Es la hora cuando el creyente recibirá su nuevo cuerpo incorruptible.

Para los santos del Antiguo Testamento, la glorificación ocurrirá en el evento de la segunda venida de Cristo (Dan 12:1-3)

Recuerde Jesucristo dijo que los primeros serán postreros. (Mat 19:30)

Los santos del Antiguo Testamento eran los primeros para creer en el Mesías por la fe mientras los santos del Nuevo Testamento eran los postreros para creer en Cristo por la fe. Por lo tanto, los santos del Nuevo Testamento son los primeros para ser resucitados y los santos del Antiguo Testamento son los postreros para ser resucitados.

          • A causa que la resurrección y la glorificación ocurren en la misma hora, hemos estudiado estos dos temas juntos.
      • La duración de la glorificación es eterna.
        • Lea 2Tim 2:10-11
        • Lea 1Ped 5:10
    • La glorificación es la obra maravillosa de Dios y está cumplida por el proceso de la santificación (el proceso de ser hecho santo) donde el creyente se hecho para ser más y más como Cristo. Dios da gradualmente al creyente una parte pequeña de Su gloria a la vez.
      • Lea Rom 8:30
      • Lea 1Cor 2:7
        • El escoger, la justificación, y la glorificación están cumplidos por la gracia maravillosa de Dios.
        • Dios prepara la gloria para el creyente.
          • La glorificación es una parte de nuestra herencia eterna.
          • Lea Rom 9:23
          • Lea Rom 8:17
        • Dios prepara al creyente para la gloria.
          • En el proceso de la vida cristiana, después que usted ha recibido a Cristo como su salvador, Dios lleva a usted a través de las experiencias (problemas) que le causan para aprender y para llegar a ser más y más como Cristo en sus actitudes y en sus acciones, en su fe, y en su relación personal con Dios.
          • Lea 2Cor 4:17
    • La conclusión: Podemos decir que la santificación es el proceso del cambio en la vida del creyente que ocurre aquí y ahora en esta tierra, mientras la glorificación del creyente es el resultado final de la santificación y ocurrirá en el futuro en la resurrección del cuerpo.
      • Lea 2Cor 3:18
      • El creyente está cambiado en un incremento a la vez hasta que llega a la perfección última de la santidad con un nuevo cuerpo.
        • El cuerpo es una parte necesaria de la glorificación final del creyente. Una persona no puede llegar a ser glorificado en donde llega a la perfección final de la santidad sin el nuevo cuerpo.
          • Lea 1Cor 15:43
          • Lea 1Tes 2:12
        • El creyente glorificado necesita un cuerpo inmortal y espiritual para tener la perfección moral para estar en la presencia de Dios para siempre en la eternidad.
Print Friendly, PDF & Email

Acerca de Ken

También puedes ver

La Doctrina de la Justicia Divina y la Venganza

REGRESAR AL CUADRO DE LAS DOCTRINAS AVANZADAS DE LA BIBLIA EL CURSO DE LAS DOCTRINAS …