Noticias de última hora
Casa > Los pies hermosos en las cimas de las montañas > La Visión Procede Nuevamente

La Visión Procede Nuevamente

El Capítulo 3

LA VISIÓN PROCEDE NUEVAMENTE

“Y entonces Faraón envió a llamó a José. Y lo sacaron apresuradamente de la carcel, y se afeito, y mudó sus vestidos, y vino a Faraón.” (Gen 41:14)

José fue liberado de la prisión y otra vez aparece como si finalmente Dios cumplirá la visión de José. Pero el tiempo no era correcto. Habría mucho trabajo que las manos de José deben hacer antes que el tiempo de Dios sea perfecto.

El médico concordó que el corazón del pastor Waldo era normal perfectamente y podía subir las montañas otra vez, gracias a Dios. El 8 de septiembre 2005, después de la recuperación del problema en el corazón y la sanidad por Dios, caminó en las montañas otra vez.

Todavía hay más pueblos distantes en las montañas que no ha oido el evangelio antes que el fin venga.

“Finalmente voy a ir a las montañas la próxima semana. No voy muy lejos, solo caminaré unas 4 horas. Si ustedes nos van a apoyar creo que un grupo será más constante en las visitas allá y yo iré también más seguido, hasta que podamos sostener a una o dos personas de tiempo completo allá arriba para que vivan permanentemente entre ellos. Ese es nuestro deseo. Creo que el Señor hizo el enlace entre ustedes y nosotros. Nosotros queremos ir, tenemos el llamado, las puertas se nos ha abierto, pero no tenemos los recursos. También nos hacía falta un material que fuera 100% Biblia para enseñarles directamente ya que esto edificaría más rápido sus vidas y ahora el Señor ha hecho el enlace perfecto. Ustedes hacen una parte y nosotros hacemos otra y así juntos cumplimos con los planes de Dios y traemos a toda esa etnia y a otras más, al conocimiento del Señor. Waldo.” (27 de agosto del 2005)

“Ayer estuve en Jala como le dije. Me siento muy contento por todo lo que está pasando. Iba pensando mucho en las palabras que usted me escribió cuando me dijo que nosotros éramos sus pies en las montañas. Esto me bendijo mucho, tanto que sentí mucha fuerza física y prediqué con más libertad. Llegamos a dos pueblos nuevos también con el Evangelio. Una montaña está a más de dos kilómetros de altura, es muy pesado ese camino pues los pueblos indígenas están en la parte más alta. Ahora noté que me cansé menos y la subí en menos tiempo. Sentí muy fuerte esta bendición. Doña Tere, la mujer que era bruja antes, también le manda saludar. Está muy cambiada. Me dijeron que todo lo que tenía de su vida pasado, lo quemó y renunció a sus dioses y a sus rituales. Ayer le ministré en el Nombre de Jesús y el Señor comenzó a llenarla de Su presencia. Ya habla mejor el español, lo está aprendiendo muy rápido. Ella es un testimonio muy poderoso para todos los pueblos allá en las montañas. Caminó 8 horas para estar en la reunión ayer. Su anhelo era llegar porque tiene mucha hambre por Dios y no le importa caminar esa distancia porque quiere más de Él. Todos los indígenas bajan en cuando tocamos el shofar. El sonido del cuerno resuena por las montañas. Cuando vamos subiendo, lo vamos tocando en puntos estratéticos. Ellos ya saben que es el llamado de Dios a congregarse y bajan de sus casas a las reuniones. Waldo.” (8 de septiembre del 2005)

“En dos horas salgo para un pueblo indígena también, a visitar a una familia de la sierra que se vinieron a vivir ahí. Nunca he ido a ese pueblo, no se cómo es ni a cuanto tiempo está. Vamos don Lupe y yo. El pueblo se llama Buruato, está cercas de Santa María del Oro. La gente de las montañas viajan cada domingo ahora para las reuniones. Caminan alrededor de 8 horas cada semana para llegar en Jala. Waldo.” (14 de septiembre del 2005)

“Este domingo pasado bajó un buen grupo a la reunión en Jala. Vinieron a pedirnos que por favor fuéramos al día siguiente porque don Librado (el shaman de esa región) iba a ir a visitarlos junto con otros cantores a realizar unos rituales. Estaban incómodos por esa visita. Le pido por favor también me ayuden a orar por don Librado. Es el shaman más fuerte de esos lugares. Amenaza mucho a las personas que ha recibido el evangelio, pero ya no les puede hacer nada de brujería porque no precede nada contra ellos, porque ahora Dios vive en sus vidas. Cada vez que subimos a visitarles, él se perde entre las montañas una semana antes y no baja hasta una semana después. Siempre dice que nos va a enfrentar pero sale huyendo cada vez que vamos. Hasta Tepic nos ha visitado, se desdobla en viaje astral. Eso dice él, pero hay una barrera muy grande entre él y nosotros que no la puede transpasar, eso les dice a su gente. Waldo.” (20 de septiembre del 2005)

“El grupo que anda ahorita en las montañas visitarán todas las misiones. Será muy cansado, pues están muy lejos una de la otra. Los nombres de los que van son: don Lupe, Tony, don Cuco, José, Yolanda, y Simona. Aparte, más personas que los acompañen en cada pueblo que visiten, porque siempre se unen al grupo. Tony, José, Yolanda, y Simona son indígenas. Los necesitamos también para la traducción. Waldo.” (27 de febrero del 2006)

“Mañana por la tarde salimos a compartir a una misión nueva que abrimos hace poco. El pueblo se llama San Clemente, está a unos 10 minutos de Ixtlán, por la carretera a Guadalajara. Está un poco retirado de Tepic. La gente ahí tiene much hambre por Dios. El jueves voy a estar en Ruiz nuevamente y el sábado en San José de Mojarras, un pueblo cercas del Buruato. Waldo.” (28 de febrero del 2006)

“El miércoles vamos a ir por primera vez a otro pueblo indígena que nos hablaron. El governador de ese pueblo nos dijo que si podemos ir a su aldea a hablarles del evangelio pues ha escuchado que el evangelio transforma a la gente. Ellos viven pasando la orilla de una presa muy grande. Hasta la orilla de la presa son dos horas y media por camino no pavimentado y de ahí no se cuanto tiempo es exactamente en una lancha, parece que es media hora. Antes de llegar a la presa, está un pueblo que se llama Colorado de la Mora. Ahí está una iglesia cristiana de indígenas y el pastor de ahí (el pastor Lorenzo) quiere que le demos cobertura espiritual porque se sienten solos y necesitan consejo y dirección. Hablaré con él y les presentaré sus estudios para su capacitación pues parece que él conoció al Señor y se fue a su pueblo a compartir y así nació su iglesia. Voy a ver qué es lo que el Señor nos muestra y hacía dónde nos dirije. Don Lupe me acompaña. Teníamos pensado ir la semana pasada pero pospusimos este viaje para este próximo miércoles. Waldo.” (27 de marzo del 2006)

“Ayer salimos con todas las intenciones de llegar al Colorado de la Mora. Están ahí localizados solo los pueblos principales en el mapa, pero hay muchos pueblitos más, los pudimos ver de lejos. El pueblo Colorado de la Mora, está localizado junto al río, al igual que playa de Golondrinas, otro pueblo indígena. Viajamos hasta Francisco I Madero y de ahí a Calera de Cofrados. El camino está en muy mal estado hasta Calera de Cofrados. Llegando ahí preguntamos cómo estaba el camino a Colorado de la Mora, pues en el mapa no lo marca muy bien, dando a entender que está muy mal. La gente ahí nos recomendó que no fuéramos en la Van porque era camino solo para una camioneta y que la Van no iba a poder entrar pues las montañas están demasiadas elevadas y hay muchas piedras muy grandes en el camino. Nos dijeron que era camino muy peligroso y solo para camionetas estandar o de doble tracción. Platicamos con varias personas y todos nos recomendaron lo mismo, así que mejor decidimos seguir su recomendación y llegar al pueblo por lancha, a través de la presa de Aguamilpa. Nos regresamos a Francisco I Madero y de ahí tomamos la carretera a la presa de Aguamilpa pero nos cobraban 1,000 pesos por llevarnos a Colorado de la Mora y a Playa de Golondrinas. El viaje incluye ida y vuelta. No lo tenemos y no fuimos. Don Lupe y don Cuco sugieren que nos vayamos a pié de Caleras de Cofrado al Colorado de la Mora y de ahí tomemos una lancha para ir a Playa de Golondrinas, pero a como vi las montañas que hay que caminar y la distancia en él mapa, fácilmente haremos 12 horas caminando. Vamos a pensar qué es lo que vamos a hacer. Mientras vamos en el camino, en las montañas, en las partes más altas y lejanas, mirábamos las casitas de los indígenas y nos conmovió mucho. Queremos un día volver especialmente a esos lugares pero a llevarles el evangelio. Los indígenas son muy sensibles y lo reciben muy bien. Yo se que el Señor les ama a ellos y es muy dificil que gente cristiana tome el tiempo y su esfuerzo para ir a llevar a esta pobre gente el evangelio que los cambia y los transforma. Oren por nosotros por esto, pues sentimos una carga muy grande por todas estas personas. Waldo.” (31 de marzo del 2006)

“Fuimos al pueblo de Colorado de la Mora, ahora sí pudimos llegar. Nos fuimos a través de un río muy grande. En ese pueblo hay una iglesia cristiana indígena. El pastor (el pastor Lorenzo) de ahí hace unos años conoció al Señor y volvió con su gente a compartirles lo que había recibido. Tiene ya casí un año busándonos para que le demos asesoría. Olvidé llevarle sus estudios, pero ya en la próxima visita se los entregaré. El mismo me los pidió. Nos cobraron 700 pesos para llevarnos a ese pueblo y viajamos 45 minutos exactos. Es muy bonito el paisaje, con muchos tipos de aves. Veo el hambre que tienen por Dios todos ellos. No pudimos llegar a otro pueblo en donde el governador huichol nos ha pedido que vayamos a visitarles y a hablarles del evangelio. Le engargué al pastor de Colorado de la Mora que visite ese pueblo. Le dejé dinero para pagar el costo de la lancha. Ya fueron hoy viernes. También estarán atendiendo ese mismo pueblo una vez que la gente se entregue al Señor. Waldo.” (11 de agosto del 2006)

“Ya tenemos algo de dinero para comprar un burro para don Lupe porque hay muchos pueblos muy lejanos en donde aún no les llega la Palabra de Dios y tenemos que ir a llevarles este mensaje. Don Lupe ya está listo para irse a vivir en cuanto le diga. Estando él y su esposa allá, avanzareos mucho con el evangelio, pues vamos a abrir una escuela bublica en las montañas para capacitar a los indígenas y los vamos a enviar a los pueblos a predicar el evangelio. Les pido que por favor nos ayuden a orar por este proyecto. A los que quedarán de pastores de misiones en las montañas, los bajaremos a Tepic cada 4 meses para capacitarles y enviarles y que ellos a su vez enseñen a otros. Sus lecciones nos ayudan en todo esto pues es Biblia pura. Waldo.” (24 de abril del 2006)

“Hoy me habló Sandra diciéndome que el Señor le habló en la mañana que nos acompañará. Yo estaba orando para que fueran mujeres pues ellas son mayoria allá y necesitamos ministrarlas aún más. Sandra tiene una unción muy fuerte y una sensibilidad muy clara en el Señor, así que nos va a ayudar mucho. Ahorita ando consiguiendo más burros porque vamos a visitar casi todas las misiones y esto es muy cansado. Ester, la esposa de don Lupe también nos acompaña en este viaje. También dos hermanos indígenas (hombre y mujer) de la misión de Jala. Waldo.” (11 de mayo del 2006)

“Hay un pueblo mestizo algo grande que desde el año pasado nos están esperando. Vamos a tratar de ir a llevarles la Palabra de Dios,parece que son cercas de 100 familias en ese pueblo, eso me han dicho algunas personas. Ellos han escuchado de las maravillas que el Señor ha hecho con los indígenas y quieren también que oremos por ellos porque quieren recibir al Señor. Ese pueblo está algo lejos pero vamos a trar de ir. Se llama San Antonio. Waldo.” (14 de mayo del 2006)

“Había mucho polvo en la mayoría de los caminos pues aún no comienza el tiempo de lluvias. Dormíamos en el suelo, a la interperie, (esto es sin ninguna protección fisica). La comida que llevamos siempre es insuficiente porque siempre la compartimos y los últimos días comemos lo que ellos comen, aunque son muy considerados y se preparan con tiempo trabajando para comprar frijo o algo que nosotros podamos comer. En esta ocasión no comimos comida rara, con excepción de un armadillo y algunos animales más que cazaron en algunos pueblos para darnos de comer. La falta de agua en el camino es común. Cuando ibamos a un pueblo, el calor era enorme y el sol muy fuerte. El camino era de tierra suelta y piedras pequeñas y demasiado altas las montañas. El agua se nos acabó a mitad del camino y fue algo dificil soportar la sed pero el Señor nos ayudó y nos dió fuerzas para llegar. Nuestra recompensa fueron dos familias que en cuanto les hablamos del Señor, al momento querían recibirlo. Al orar por ellas el Señor les ministró muy fuerte y vimos señales aparte que confirmaban la predicación de Su Palabra. Waldo.” (24 de mayo del 2006)

“El martes nos fuimos a una misión en un pueblo que se llama El Mirador. Es muy dificil para llegar ahí por lo alto de las montañas y por lo dificil del camino, pero gracias A Dios pudimos llegar. Yo no conocía ese pueblo pues cuando hemos tenido reuniones ellos bajan al Majahual. Tenía muchos deseos de estar con ellos. Vi el hambre que tienen por Dios, la mayoría no saben leer ni escribir, así que las lecciones suyas habladas en el dialecto de ellos les van a ayudar. Ya comenzamos las grabaciones. Estando ahí bajaron, ya cuando nos veníamos, llegó una pareja que venía de un pueblo lejano porque querían recibir al Señor. Caminaron 4 horas para que les dijéramos cómo. Al día siguiente, muy temprano a las 5:00 a.m., nos fuimos a la Ciénega, pues queríamos volver el mismo día. En el camino, llegamos a lo más alto de las montañas, es la Sierra Madre Occidental. El Señor nos ayudó pues nos fuimos al paso de los indígenas, caminamos 5 horas de subida, muy dificil pero lo logramos. Luego caminamos una hora más, entre los pinos, para poder llegar a esta misión. Encontramos solo a tres familias pues al resto del pueblo su patrón no les permitió faltar a sus trabajos. La pasamos muy bien con Manuel y Jesusita. Jesusita es la esposa de Manuel e hija de don Librado (el shaman). Ellos aman mucho al Señor y aunque don Librado les a amenazado mucho, ellos siguen al Señor y no tienen temor de él. Regresamos de la Ciénega a las 3:00 p.m. y llegamos al Majahual poco antes de las 10 de la noche, muy cansados pero muy bendecidos. Al día siguiente, caminamos 4 horas para llevar al Señor a dos familias. Muy dificil el camino por lo alto, pero llegamos. Luego caminamos casí tres horas más para alcanzar a 4 familias más para el Señor. El viernes caminamos también casí cuatro horas, llegamos hasta la punta de una montaña, solo para que dos familias aceptarán al Señor. Lo recibieron con mucho gusto y mucho ánimo. Al día siguiente viajamos al Ciruelo para nuestro viaje de regreso. Pero antes fuimos a visitar a Valentina. Quedé sorprendido por lo consagrada que está al Señor. Solo tiene una pequeña porción de un libro del Nuevo Testamento y aunque ya la ha leido muchas veces, no se cansa de leerla, pues es todo lo que le dejamos en aquella ocasión. Ella le manda saludar a usted y ahora les dice a la gente del pueblo que ya no práctica las brujerías sino que ahora adora al Señor. Es muy buena para testificar. También llevamos a 4 familias más al Señor de El Ciruelo. Waldo.” (24 de mayo del 2006)

“Estamos contentos con estos caminos que están abriendo pues esto facilita más nuestra llegada a otros pueblos. En el próximo mes terminan una presa muy grande que están construyendo. La presa se llama El Cajón, es enorme y es por eso que están abriendo caminos y remodelando otros. Esto nos ayuda mucho a nosotros porque así podremos llegar a más comunidades indígenas. Waldo.” (21 de agosto del 2006)

Tratando Con las Luchas y los Conflictos Entre las Culturas

José, un judío, vivía en otra cultura en Egipto. Con cualquier cultura hay las luchas y conflictos cuando dos culturas reúnen. El cristiano, cuyo hogar está en el cielo, tiene una lucha similar en cualquier cultura. Estas luchas pueden asumir muchas formas.

“Una vez (los indígenas) me dieron a comer gusanos, era comida especial, solo la comimos el governador de ese entonces, y yo. Eran gusanos de maguey. Eso fue la primera vez que iba con ellos, así que tuve que comerlos para que nos pudieran aceptar. Yo no quería, estaban vivos pero tuve que hacerlo. El año pasado, una pareja de indígenas estuvo algunos días con nosotros en casa. Mi esposa le gusta preparar la comida siempre con verduras o con verduras al vapor. Ellos no están acostumbrados a esas comidas, así que no comían . Les dije que yo tuve que comer lo que me daban ellos y le platiqué de los gusanos. Les dije el horror que sentí y que no quería comerlos porque no estaba acostumbrado a eso, sin embargo lo tuve que hacer porque les amaba a para que aceptarán el evangelio. Fue muy dificil para mi, pero lo tuve que hacer. Con eso, ellos comenzaron a comerse la verdura que mi esposa preparaba. Waldo.” (22 de septiembre del 2005)

____________________

“Ayer que fui para el Buruato, vi algo raro, ahorita voy a comenzar a leer los escritos que usted me envió para ver si está ahi esa fiesta. El pueblo estaba dividido. Están preparando una fiesta, se llama la Fiesta de la Calabaza o del Tambor. La celebran en este mes de octubre. Don Librado, el jefe de los shamanes, vino desde el Nogal a visitarles y ordenarles que hicieran esta fiesta. La mayoría de los que son cristianos no van a participar pero algos sí lo van a hacer, aunque dicen que no van a fumar peyote (la droga de las alucinaciones que es común en la cultura de los huicholes). Estaban preparando el maíz para el tejuino. Los que están recién convertidos, don Librado los asustó y por eso lo van a celebrar pero al resto del grupo no quiso pues sintieron que las invocaciones que él hace en sus oraciones no son buenas. Tuvimos una excelente reunión (cristiana) el día de ayer, el Señor se derramó y confirmó la fe de todos los que han creído. Los que estaban recién convertidos dijeron que ya habían dado su palabra de participar en la fiesta pero que solo iban a estar presentes sin hacer lo que el shaman les diga. No se cómo le hizo don Librado para venir con ellos, pues el Nogal está a casi tres días de camino y él ya tiene poco más de 90 años de edad (en realidad tiene 93 años). Se molestó mucho cuando supo que nosotros estábamos visitándoles en el Buruato y que ahora sus hijas y todos sus nietos son cristianos. Lo tenemos rodeado, solo nos falta un hijo de él que se convierta al Señor, de los 18 hijos que tiene. El hijo que falta por convertirse dice que va a ser su sustituto en la brujería y le va a heredar todos sus poderes, pues los que tenía de herederos en cada familia de sus hijos, han renunciado a esas tradiciones y ahora alaban a Dios. Waldo.” (13 de octubre del 2005)

“Los hermanos indígenas les mandan saludar y agradecer. Encontré enfermos a todos los que van a participar (en la Fiesta de la Calabaza). A los nuestros no, están perfectamente bien, llenos de gozo. El shaman iba a ir ahora pero como supo que ibamos a ir nosotros, decidió posponer su visita. La fiesta se celebrará sin él. Waldo.” (19 de octubre del 2005)

____________________

“Les pido que por favor me ayuden a orar para que me otorgen la VISA pues de cada 20 personas que la solicitan, solo una la están aprobando. Siempre ha sido así y los $100 dólares que se pagan por adelantado ya no los regresan. Así que solo el Señor ahí puede operar para encontrar gracia ante las personas del consulado (americano). Waldo.” (15 de octubre del 2005)

“El consulado me pidió un número telefónico para confirmar lo de la carta porque en el número que viene ahí impreso no contesaron. Hoy me hablaron del Consulado pero no alcancé a contestar el teléfono, no se para qué me querían. Me pidieron una referencia más de USA pero no supe qué reponder. Me dijeron que no calificaba para la Visa de Turista y que me iban a otorgar una Visa Religiosa. Yo no quería pero sentí que era de Dios. La persona que me atendió me insistió mucho y acepté. Solo tuve que pagar $100 dólares más. Waldo.” (19 de octubre del 2005)

“Estoy muy contento con esa Visa, pues leí muy bien todo lo que usted me dice en su carta. Un tío mio me dijo también que es muy difícil tramitarle este tipo de Visa y que son muchos los documentos que solicitan. Yo se que el Señor tiene planes para todo esto y queremos verlos realizados en nuestra vida.

Lo único que me preocupa es el costo por año, pues es mucho para mí, pero ya el Señor proveerá. Waldo.” (26 de octubre del 2005)

“La persona que me autorizó esta Visa es la más difícil del Consulado. Es muy conocida por no otorgar visas a la mayor parte de la gente. Cuando la ví, le dije al Señor que quería que me atendiera ella y comencé a orar. Y es que un día antes, ella había atendido a un joven de nuestra congregación, no lo escuchó, simplemente lo vio, no checó sus papeles y le dijo que no calificaba. El quiso decirle para qué iba y no lo quiso escuchar y ordenó que pasara el siguiente. Waldo.” (28 de octubre del 2005)

Lo que las cartas no le dicen, que Waldo explicó a mi clase personalmente, es que la mujer en el consulado le dio muchas dificultades sobre la Visa y dijo que no otorgaría la Visa. Cuando ella fue a llamar a la iglesia en los Estados Unidos para confirmar los documentos de su petición, Waldo oró que Dios le mostraría a él algo de la vida de ella que podía ministrar a ella. Cuando ella regresó de la llamada telfónica fracasada, Dios reveló a Waldo algunas situaciones en la vida de ella. Waldo habló a ella acerca de estas situaciones y oró por ella. Ella era tan sorprendida le dió la Visa Religiosa.

____________________

“Hace poco estuvimos en un pueblo en donde muchos andan con armas. Tuvimos reuniones en la parte central de ese pueblo. Al pasar la gente al frente y recibir al Señor y al orar por sus necesidades, se iban al suelo hasta sin tocarlas. Solo con pasar a un lado de la gente, estas caían tocadas por el Señor. Un hombre de ese lugar, armado con una pistola, dijo, ‘‘si tumban a mi mujer los voy a matar.’ En ese momento su mujer cayó al suelo y él caminó hacia nosotros. Unos cinco metros antes de llegar en donde yo estaba, él cayó y se levantó. Volvió a caer y volvió a levantarse. Cayó por tercera vez y ya no se pudo levantar. Ahí estuvo poco más de una hora. Terminamos la reunión, levantamos los instrumentos y él seguía en el suelo. Ya cuando nos hibamos, se levantó mareado, nos explicó llorando lo que iba a hacer, entregó su vida al Señor y quiso ser bautizado. A la una de la mañana lo bautizamos. No sabíamos que él era el matón del pueblo. Desde esa vez ya no voy a pueblos así, pues es peligroso, aunque de todos modos estamos abiertos con el Señor de ir a donde Él nos mande, claro, sin descuidar la Obra en los lugares ya establecidos. Yo estoy en la siguiente posición, por favor si estoy mal me dice con confianza y al momento oraré al Señor para rectificar. No me dejo guiar por señales, ni tampoco las busco. La gente no tiene que caer para ser tocada por el Señor. Las señales no son doctrinas biblicas ni son una garantía de que la personas esté bien delante de Dios. Lo que sí es una señal, es el fruto del Espíritu Santo en su vida. Waldo.” (28 de octubre del 2005)

____________________

“Ahorita tenemos 6 indígenas con nosotros. No hay lugar en la casa suficiente para dormir, así que se están quedando en los salones de la iglesia. Solamente vendrán a comer aquí a la casa. Uno de ellos es el que me presta su burro para que no me canse tanto cuando les visito.. Los traigo en la Van y me da mucha risa porque les tienen miedo a los carros. Es la primera vez que bajan a la ciudad y todo les da risa. La gente en la calle los mira raros porque cuando llegan a un parque comienzan a correr y también porque no se atreven a pasar las calles sin que yo, o alguien de confianza, los pase. Ya les dije que Jack va a ir y va a subir con nosotros a sus pueblos. Dicen que no conocen a ningún noreamericano, porque nunca los han visto en su vida. Jack será el primer estadounidense que suba a esas regiones. Waldo.” (22 de marzo del 2006)

“Hoy por la tarde traje conmigo otra vez a unos indígenas y me reí mucho. Los llevé a un centro comercial y les daba miedo las puertas automáticas. También buscaban a la persona que hablaba en la bocina anunciando las ofertas. La pasé muy bien con ellos. Los llevé a visitar y a vender algo de miel para ayudarnos con los gastos de la alimentación. Ellos quieren ser predicadores pero entre su gente. Estarán un mes con nosotros, ya tienen una semana y estoy aprovechando este tiempo para darles un buen discipulado. No saben leer muy bien pero entienden muy bien los estudios suyos. Waldo.” (24 de marzo del 2006)

____________________

“Tony placticó de una parte de la tribu de los huicholes que tienen sus creencias muy arraigadas. Yo pensé que era otra etnia y en el Estado de Zacatecas pero no, es aquí en Nayarit. En esa tribu de huicholes hombres y mujers solo usan taparrabos y se colorean sus caras. Dos veces al año ofrecen un niño en sacrificio a sus dioses. No aceptan visita de personas mestizas. Han matado a gente mestiza cuando los han visitado. Traemos esa carga en nuestro corazón por esas personas y ya comenzamos a orar por ellos, para cuando el Señor nos muestre, ir a compartirles la Palabra de Dios. No se por qué el Señor nos ha encomendado esta tarea de estas etnias pero lo hacemos con agrado y con mucho amor. Solo gente indígena y de la etnia huichol aceptan ellos, así que los indígenas que ya son cristianos son los indicados en ir a llevarles el evangelio. Waldo.” (25 de septiembre del 2006)

“Tony dice que partiendo de la Ciénega para llegar a esos pueblos, son exáctamente 24 horas a pié sin parar. Y sí, son pueblos muy aislados, aún no les llega la civilización, no se de qué vivirán. Yo haría más o menos una semana de camino, pero solo ellos pueden entrar a esos lugares. Don Lupe está preparando y animando a Tony para que cuando Dios le llame, él vaya a llevarles el evangelio. Será algo muy interesante cuando ese tiempo llegue. Waldo.” (28 de septiembre del 2006)

Print Friendly, PDF & Email

Acerca de Joyce

Joyce
Vine a la fe en el Señor Jesucristo en 1963, dando mi corazón a Jesucristo en una cruzada del Señor Billy Graham en Los Ángeles, California. He estado enseñando la palabra de Dios desde 1964, Usualmente dos o tres clases de los adultos cada semana.

También puedes ver

La Muerte Aparente de Una Visión

El Capítulo 2 LA MUERTE APARENTE DE UNA VISIÓN “Y soñó José un sueño, y …