Noticias de última hora
Casa > Nuevo Testamento > Volumen #3

Volumen #3

REGRESAR ALPROGRAMA DE LA SERIE

Curso
La Familia Cristiana

por Pastor Waldo Castro
Tepic, Nayarit, Mexico

NOTA de Joyce Schmedel: Este material se usa por el permiso del autor, Pastor Waldo Castro.
Por favor, dirija cualquieras preguntas o sus comentarios a Pastor Waldo Castro.

E-mail: leondejudanayarit@yahoo.com.mx

¡Bienvenido!

¡Bienvenidos al Curso La Familia Cristiana! Este material ha sidopreparado con el propósito de fortalecer a la familia, pues creemos firmemente que losproblemas de la comunidad están íntimamente ligados a como marcha el hogar. Situviéramos mejores hogares tuviéramos una mejor sociedad. En este Centro Cristiano,estamos preocupados por los problemas que aquejan al matrimonio y esa es la razón por laque estamos impartiendo estas lecciones.

Hemos puesto un interés muy especial en el Bienestar de la Familia,pues creemos que esta es el centro de la comunidad. Abraham Lincoln dijo una vez, “Lafortaleza de una nación está en los hogares de su gente.” Estamos convencidos deque la familia es la columna vertebral de la iglesia cristiana y de la sociedad engeneral. La historia nos muestra que si alguna sociedad quiere sobrevivir, debefortalecerse y edificarse sobre las verdades bíblicas del matrimonio y la familia. Es ahí en el hogar en donde se forma el carácter yel futuro de nuestra nación, es por eso que como iglesia estamos preocupados enfortalecer a la familia para una mejor conducción de acuerdo a los principios que Diosnos ha marcado en Su Palabra.

Creemos que el propósito de la familia es glorificar y honrar a Diosformando bases espirituales, emocionales, físicas y económicas para los individuos, laiglesia y la sociedad. Porque es en el hogar donde los niños ven los modelos depaternidad y maternidad. Es en el hogar donde se les enseña a los niños los valoresmorales y es en el hogar en donde estos valores se plantan en el corazón de las personas.Es en el hogar en donde puede modelarse la relación espiritual con Dios a través deJesucristo.

Lamentablemente, muchos padres de familia hoy, tienen poca osencillamente ninguna idea sobre cómo mantener un matrimonio exitoso y de cómo criar asus hijos de tal manera que lleguen a ser adultos responsables. Estas lecciones leayudarán a usted y a su pareja para que juntos cumplan con los propósitos de Dios parasu familia.

Es mi oración que en estos estudios bíblicos su hogar sea grandementebendecido y así puedan compartir con otras personas estas enseñanzas para el bien denuestra comunidad.

Le deseo mucho éxito. Que el Señor le bendiga y le prospere siempre.
En Cristo, su amigo y servidor:
Waldo Castro F.
Pastor

LECCIÓN 1
LA FAMILIA CRISTIANA

INTRODUCCIÓN:

La familia fue la primera institución divina. Dios creó el matrimonioen el mismo huerto del Edén y lo santificó. La familia (Gn 2.18-25), debíaconstituir el refugio para que sus miembros se preparen para ingresar a la sociedad yservir a Dios y a sus semejantes.

1. EL ORDEN DE DIOS PARA LA FAMILIA:

CRISTO, Cabeza del esposo; Señor de la familia.
ESPOSO “Cabeza” de la esposa; principal autoridad sobre los hijos.
ESPOSA La ayuda idónea del esposo, Gn 2.18; autoridad secundaria sobre los hijos.
HIJOS Obedientes a los padres.

2. EL PATRÓN ESCRITURAL PARA LA FAMILIA:
El esposo:
Lo que NO es: El tirano, el capataz, el dictador, el niño, el espectador.
Lo que SÍ es:
– Líder (1Co 11.3).
– Amante (Ef 5.25: amor sacrificado).
– Protector (Gn 2.22: La mujer es sacada de su costado).
– Proveedor (1Ti 5.8).
– Maestro (1Co 14.35./ Dt 6.4-9).
– Sacerdote.

Actitudes incorrectas más probables:
– Aspereza ( Col 3.19).
– Insensibilidad.
– Indiferencia.

Actitudes correctas:
– Ternura.
– Consideración (1Pe 3.7).
– Amor (Col 3.19; Ef 5.25).

Mandamiento Principal:
“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la Iglesia y seentregó a sí mismo por ella”
(Ef 5.25).

La esposa:
Lo que NO es: La cabeza del hogar, una alfombra, la empleada, un objeto.
Lo que SI es:
– Ayuda idónea (Gn 2.16).
– El bien (Pr 18.22).
– Corona (Pr 12.4).
– Vaso más frágil (1Pe 3.7).
– Consejera (Pr 31.26).
– Amiga, compañera.

Actitudes incorrectas más probables:
– Celos.
– Descontento (Pr 19.13).
– Constante regañar (Pr 21.9).
– Rebeldía.
– Envidia.

Actitudes correctas:
– Sumisión y respeto (Ef 5.22-24, 33b; 1Pe 3.1-2).
– Aliento
– Decoro (1Pe 3.3-4).
– Amor (Tit 2.4).

Mandamiento Principal:
“Las casadas estén sujetas a sus maridos como al Señor, porque el marido escabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la Iglesia” (Ef 5.22-23).

Los Hijos:
Actitud incorrecta: La Rebeldía (Ro 1.30b.).
Actitud correcta: Obediencia (Ef 6.1).
Mandamiento principal:

 

“Obedeced a vuestros Padres en todo…” (Col 3.20).
“…para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra” (Ex20.12; Ef 6.3).

Posibles causas de problemas matrimoniales:
– Errores en las prioridades.
– Falta de comprensión del sexo opuesto.
– La familia de cada uno.
– Problemas financieros.
– Los cambios repentinos.

Seis problemas emocionales del matrimonio:
1) El enojo.
2) La hostilidad.
3) La amargura.
4) El temor, la preocupación y la ansiedad.
5) El egoísmo.
6) Los celos y la infidelidad.

Diez mandamientos para el matrimonio:
Para el hombre:
1) Proveerás todo lo necesario para la vida y bienestar de tu familia.
2) Acuérdate de tus responsabilidades en tu casa.
3) Acuérdate que la familia que juega junta, permanece junta, comparte horas derecuerdos.
4) Tomarás en cuenta a tu esposa al hacer los planes, recordando que ella es tucompañera, no tu esclava.
5) Entrarás en tu casa con actitud alegre y agradecido, evitando la crítica y la queja.
6) No menospreciarás a tu esposa delante de tus amigos y familiares; tampoco permitirásque nadie critique a tu esposa en tu presencia.
7) No tomarás en poco a tu esposa, sino cultiva su amor con los mismos actos que tehicieron ganarla al principio.
8) No tendrás a ninguna otra persona por sobre tu esposa.
9) Vivirás una vida de pureza moral.
10) Darás a Dios el primer lugar en tu vida y en tu hogar.

Para la mujer:
1) No te quejarás.
2) No gastarás el dinero provisto por tu esposo en cosas innecesarias.
3) Guardarás tu lengua con toda diligencia, no permitirás los chismes.
4) No compararás a tu esposo con otros hombres, especialmente con aquellos con los quepiensas que te podrías haber casado.
5) No hablarás mal de tu marido sino bien ante otras personas
6) Evitarás toda actitud de celos.
7) Ayudarás a tu esposo, haciendo las cosas pequeñas que tanto le agradan.
8) Mantendrás con toda diligencia tu aseo personal y el del hogar, y guardarás así laestima de tu esposo.
9) Cuidarás tu virtud como lo más valioso de tu vida.
10) Tendrás y mantendrás una experiencia genuina y personal con tu Dios.

LECCÍÓN 2
LA COMUNICACIÓN EN LA FAMILIA

INTRODUCCIÓN:

La comunicación es un requisito indispensable para que se establezcan,consoliden y enriquezcan las relaciones en el matrimonio y la familia. Comunicaciónequivale a “encuentro”, del latín “comunis”, da la idea de algo quese unifica, que se junta, que se integra, se entrelaza. Se pone en común, se ponen deacuerdo.

Ejemplo: Amós 3:3: “¿Andarán dos juntos si no sepusieren de acuerdo?”

El acuerdo es fundamental para que la familia crezca sana y seaproductiva dentro de la sociedad. A veces falta comunicación entre esposos, padres ehijos y hermanos entre sí. Allí es cuando los lazos se van rompiendo, hasta llegar a ladesintegración de la familia. La falta de comunicación puede producir que las personasse desvíen a las drogas, el alcoholismo o la infidelidad. El 85% de los fracasosmatrimoniales se da por falta de comunicación. La comunicación debe ser practicadaprimeramente en la relación matrimonial.

Sin una buena comunicación es imposible una relación sólidaentre marido y mujer. En todo fracaso matrimonial se encontrará que hubo barreras en lacomunicación.

1 ASPECTOS DE LA COMUNICACIÓN: Verbal, no Verbal

Estas formas de comunicación se pueden expresar de dos maneras:
Descuidada: No hay acercamiento, de rutina, obligada, no aporta al crecimiento.
Elaborada: Invita al conocimiento de cada uno, a sincerarse, comprenderse,perdonarse mutuamente.
¿Por qué es de vital importancia detenerse y preparar el momento para una comunicaciónelaborada? Porque muchas veces en la convivencia hay presiones naturales que producenroces, y estos conducen a fuertes conflictos en las relaciones. En este tipo decomunicación se pueden expresar los sentimientos más profundos, desde donde la parejapuede hablar de corazón a corazón.
Esta forma de comunicación tiene que llevar a la comprensión de unos por otros, tal vezme cueste aceptar las posturas del otro, pero es imprescindible saber escuchar pararesolver la situación que se plantea.

2 EXISTEN SIGNOS DE IDENTIDAD EN LA COMUNICACIÓN:
Miradas:
Expresamos enojo, ira, rebeldía, tristeza, irritación, alegría, bondad, amor, etc.Los ojos son el espejo del alma.
Gestos:
Producen efectos despectivos o afectivos. Ejemplo: con los dedos, con las manos, conla cara. También producen efectos groseros.
2.3 Palabras:
Nuestras expresiones dejan una marca en las vidas de los otros. Las Escrituras afirman quenuestras palabras pueden ser tan peligrosas y dolorosas y destructivas como “golpesde espada”, y “llamas de fuego” (Pr 12.18; 16.27; Stg 3.5-8).

Hay dos formas de autocontrol que son igualmente importantes para una buenacomunicación:
1)La habilidad de controlarse cuando esté tentado a permanecer en silencio o a poner malacara. “Abre su boca con sabiduría, y la ley de clemencia está en sulengua” (Pr 31.26).
Se debe ejercer el autocontrol -y podemos hacerlo: 2 Tim 1.7. Los problemas deben serenfrentados, y los desacuerdos y conflictos deben ser dialogados ampliamente, con calma yrespeto.

2) Elcontrol de las lágrimas de cocodrilo o lágrimas manipuladoras.
Pero no es suficiente con controlar estas reacciones negativas. Pablo dice que no sólodebemos despojarnos de ciertas cosas, sino que también debemos revestirnos de otras.

El saber escuchar es un factor muy importante. Involucra dejar que laotra persona hable sin interrupciones. Proverbios 18.13 dice que “alque responde palabra antes de oír, le es fatuidad y oprobio”.

Sobrenombres:
Pueden expresar cariño o agresión. Ejemplo: negra, gorda, fea, anteojuda, chaparra.Debemos tener cuidado de cómo expresamos las palabras, ya que pueden afectar tanprofundamente que produzcan heridas difíciles de sanar.
Debemos someter y sujetar estos signos de contacto, al control del Espíritu Santo.

 

“De la abundancia del corazón habla la boca” (Mt 12.34).
“De toda palabra ociosa daremos cuenta” (Mt 12.36).
“En las muchas palabras no falta pecado; mas el que refrena sus labios esprudente” (Prov. 10.19).

3 SUGERENCIAS PRÁCTICAS PARA DESARROLLAR Y MANTENER UNA BUENACOMUNICACIÓN EN EL MATRIMONIO:

Cuando hay problemas, cada uno debe estar dispuesto a admitir queél o ella es parte del problema (Gn 8.8-19; Pr. 20.6).

Cada uno debe estar dispuesto a cambiar (Jn 5.6; Mt 5.23-26).

Eviten el uso de palabras emocionalmente cargadas: “Enrealidad no me amas”, “Siempre haces…”, “Nunca haces algobien”, “No me importa”.

Hágase responsable de sus propias emociones, palabras, acciones yreacciones. No le eche la culpa a la otra persona. Usted se enojó, usted atacó al otro,etc. (Gá 6.5; Stg 1.13-15).

Eviten volver a discusiones pasadas (Ef 4.26).

Ocúpense de un problema a la vez. Resuelvan un problema y luegoencaren el próximo (Mt 6.34).

Ocúpense del presente y no del pasado. Coloquen un cartel que digaPROHIBIDO PESCAR sobre el pasado, a no ser que les ayude a resolver problemas del presente(Fil 3.12-14; Jer 31.34; Is 43.25).

Enfaticen lo positivo y no lo negativo (Fil 4.8).

Aprendan a comunicarse en formas no verbales (Mt 8.1-3,14-15;Sal 32.8; Mr 10:21a).

Exprésense sus pensamientos y preocupaciones y cuéntense susactividades. Escuchen, comprendan y respondan al sentido que hay detrás de lo que seestá diciendo. Cuando alguien sale de sus casillas, posiblemente lo que realmente estádiciendo es: “Tuve un día terrible en el trabajo. Nadie me respeta”. Cuandodice: “no me amas” es posible que lo que realmente esté diciendo sea:”Necesito desesperadamente que me muestres afecto. Estoy falto de amor”. (Véaseel ejemplo de Jesús en Jn 1.45-47; Mr 5.1-15; Jn 11.20-35).

Practiquen la regla de oro de Mateo 7.12. ¿Qué desea que le haga su cónyuge?¿Desea que su cónyuge le diga la verdad? ¿Qué le pregunte su opinión? ¿Qué le ayudeen tiempo de necesidad, que se comporte en forma natural, que le agradezca su ayuda oservicio? Pues, entonces, haga usted eso mismo por su cónyuge.

Practiquen el principio contenido en Lucas 6.35: “Hacedbien, y prestad, no esperando de ello nada”.

4 CONCLUSIÓN:
La percepción de las cosas para el hombre es diferente que para la mujer. Cada uno loenfoca desde un ángulo diferente, ya que ni la estructura psíquica, ni la física, ni laemocional es igual entre ellos. En ese sentido no son iguales; son complementarios.

¿Qué piensan los hombres de las mujeres?

¿Qué piensan las mujeres de los hombres?

¿Cómo son?

Muchos hombres piensan que las mujeres son difíciles y complicadas,que nunca se las puede llegar a entender (lo mismo piensan las mujeres de los hombres), yes cierto cuando se les mira desde una perspectiva masculina de lo que es una persona. Siusted mira a su esposa como si fuera otro varón, es decir, si la mide con un patrónmasculino, se va a desorientar porque ella no responde a él. Es importante que el maridocomience a conocerla y comprenderla a partir de ella misma. Que no la compare con elhombre, que no espere conductas o actitudes similares a las suyas. Tal vez a algunos lesparezca que esto complica bastante la relación. Si los cónyuges son tan diferentes¿qué posibilidades de entenderse tienen? Tienen las mayores posibilidades a partir deldiálogo, de comprender al otro, de entender estas diferencias, de comunicarse concomprensión. Esas diferencias pueden convertirse en fuente de recíproco enriquecimiento.

Saber escuchar es una de las cualidades más valiosas que una personapuede tener. El que se detiene a oír lo que el otro dice es capaz de mantener buenasrelaciones con sus semejantes. 

LECCIÓN 3
MÁS QUE HABLAR, COMUNICARSE

1 CARACTERÍSTICAS DE LA MUJER EN LA COMUNICACIÓN CONYUGAL:

Es espontánea:
Se comunica con facilidad. Se abre ante cualquier situación.

Es impulsiva: Es más activa que reflexiva. Se maneja con lo quesiente en el momento.

Le cuesta mantenerse dentro del tema: Toca varios asuntos al mismotiempo, por eso puede ser poco clara.

Es más propensa a hablar que a escuchar: Esto responde a queenseguida se abre.

Es intuitiva: Capta situaciones antes de conocerlas.

Es maternal: Tiene una predisposición innata a demostrarcomprensión ante un problema difícil del esposo.

Aquí vemos rasgos positivos y negativos. El matrimonio cristiano tienecomo punto de referencia al Señor, y su relación, a través del vínculo perfecto delamor, va a homogeneizar los rasgos dispares para que la comunicación sea efectiva.

2 LO QUE LA MUJER NECESITA:
Sentirse valorada.
Comunicarse de igual a igual.

Aprovechar el poco tiempo que pueda estar con su esposo en el día,para tener una buena comunicación.

3 CARACTERÍSTICAS DEL HOMBRE EN LA COMUNICACIÓN CONYUGAL:

No es comunicativo: De su vida interior.

Es reservado: Su esposa considera esto como una falta de amor yconfianza hacia ella. Así, ella puede comenzar un careo detectivesco para que él hable,lo cual producirá que su esposo se cierre aún más.

El hombre no llora con facilidad: Si lo hace es porque han sidotocadas sus fibras más íntimas.

Es directo: Cuando dice algo es porque lo pensó previamente; adiferencia de la mujer que habla lo que siente. Del mismo modo, necesita que le hablen enforma directa.

Cuando el hombre contesta: en general emite información, y no unjuicio referente al tema de la pregunta recibida.

No es intuitivo: juzga por los hechos y comportamientos.

4 LO QUE EL HOMBRE NECESITA PARA SER ESTIMULADO A UNA BUENACOMUNICACIÓN:

La ayuda de la mujer que, a través del diálogo, le permitaexponer su ser interior.
Una actitud amorosa de su esposa.

Una esposa dispuesta a comprender y escuchar sin criticar.

Necesita que se le haga una mención directa de lo que se espera deél.

Cuando el hombre pregunta algo es para informarse.

Para emitir un juicio sobre otros, necesita elementos que respaldensus conclusiones, le disgusta que se evalúe sobre la base de sentimientos (aún cuandoreconozca que dicha evaluación es acertada).

Aclaremos que no todas estas actitudes del esposo son las correctas,algunas necesitan corrección, otra comprensión, y varias deben ser aceptadas comopropias y valederas del varón.

LA BENDICIÓN es la forma más preciosa y poderosa para comunicarse queDios ha puesto en nuestras manos. El esposo, la esposa y Dios, forman un triángulosagrado. Si se interrumpe la comunicación entre el esposo o la esposa esto afecta surelación con Dios (1 Pedro 3.7), y si la comunicación con el cielo se interrumpe,también quedará afectada la comunicación entre cónyuges.

Una persona no puede abrirse a Dios y cerrarse a su cónyuge.

Si hay una comunicación genuina, se aliviará la tensión emocional,se aclararán los pensamientos y esto permitirá allanar el camino para que se establezcauna relación íntima entre el esposo, la esposa y Dios.

5 HAY UNA VERDADERA COMUNICACIÓN CUANDO SE DAN DOS ASPECTOS: HABLAR YESCUCHAR

¿Cuándo hablar y cuándo escuchar?:

Una mujer muy conversadora dijo: “Yo no tengo problemas paracomunicarme”. En realidad debería haber dicho: “Yo no tengo problemas parahablar”. Ella se hacía cargo de toda la conversación, y rara vez permitía que suesposo emitiera sus propias opiniones. Por no saber escuchar perdía todo aquello que sumarido y sus semejantes podían aportarle.

Las mujeres deberíamos orar para que nuestra lengua esté controladapor el Espíritu Santo, de tal manera que sepamos cuándo hablar y cuándo callar. Ellibro de Proverbios está lleno de enseñanzas sobre ello: Proverbios 15.23; 25.11;15.1.

De la misma manera, un silencio en el momento apropiado habla de buenacomunicación. Pero también hay silencios amargos, resentidos e indiferentes, que noestán en la Voluntad de Dios.

Cuidar nuestros comentarios:
Cuando nuestra comunicación no está llena de amor y hacemos comentarios negativos ocriticamos a terceros, podemos influir perjudicialmente en las ideas de nuestro cónyugerespecto de ellos, y causar así un grave daño. El mandamiento de Dios es: “…no murmuréis los unos de los otros” (Stg.4.11).

No podemos con la misma boca bendecir a Dios y luego juzgar al prójimo(Stg.3. 9-10).

A veces es mejor hablar con Dios:
En algunas ocasiones es mejor comunicarnos directamente con Dios y dejar que Él hable anuestro cónyuge. Hay temas que parecería que, cuando queremos abordarlos, todo seconvierte en desastre. Mejor es, entonces, dejarlo en las manos de Dios y esperar en Élpara que sea Dios quien prepare las circunstancias adecuadas para volver a tratarlo.

Comunicación dentro de la relación correcta:
Si hay una relación correcta de autoridad y reconocimiento hacia el esposo, habrá sinduda buena comunicación. Como contracara si no se respeta y reconoce al marido, habráserios problemas en la comunicación. El no querrá saber nada de su esposa y lasituación ante el conflicto de autoridad puede tornarse violenta en lo verbal y aún enlo físico. Para ello debemos imitar a Cristo en su obediencia y actitud sumisa hacia elPadre. (Fil.2.5-8), para ubicarnos en el lugar asignado por Dios. En la medida enque nos humillamos (morimos) y nos sometemos (servimos) a nuestro esposo comenzamos aencontrarnos a nosotras mismas en esa relación.

La mujer liberada es la que termina con el matrimonio, atrofiándolo.La mujer llena del Espíritu amará a su marido y procurará como primer objetivo sufelicidad. A la vez, el esposo necesita ser más comunicativo e interesarse por su esposa,valorarla y no aceptar que nadie la critique delante de él, ni de su padre, ni de sumadre, ni de sus hermanos, ni de sus parientes. Debe tener comunicación íntima con ella,y protegerla en las áreas en las cuales tiene limitaciones o es más vulnerable.

6 INGREDIENTE BÁSICO EN LA COMUNICACIÓN:

En 1 Corintios se nos da una descripción del amor que, si laaplicamos a nuestra comunicación, la llenará de hermosura:
El amor… es benigno.
El amor… es sufrido.
El amor… no tiene envidia.
El amor… no es jactancioso.
El amor… no se envanece.
El amor… no hace nada indebido.
El amor… no busca lo suyo.
El amor… no se irrita.
El amor… no guarda rencor
El amor… no se goza de la injusticia.
El amor… se goza de la verdad.
El amor… todo lo sufre.
El amor… todo lo espera.
El amor… todo lo soporta.
El amor… nunca deja de ser.

Aplicándolo a la comunicación, podríamos decir: (Colocar mi nombreen la línea de puntos)

“Como………………………… es sufrido, su comunicaciónestá llena de contentamiento, ha desechado la queja y el reproche, aunque le falte ropa,cosméticos etc.”

Otro ejemplo: “Como………………………… es benigna, sucomunicación está llena de fe y buenas intenciones ha desechado la sospecha y loscomentarios ásperos.

Esta clase de comunicación no depende de la manera que le trate sucónyuge, se convierte en responsabilidad de usted tratarle de esta manera.

7 ENUMERAMOS UNA SERIE DE EJEMPLOS DE COMUNICACIÓN EN LA VIDA:

Un día cualquiera en el hogar, cada uno está en sus tareasespecíficas. La semana fue intensa para ambos. Ella expresa en repetidas oportunidades asu esposo lo cansada que está, mientras continúa con sus quehaceres. ¿Qué registra elesposo en su mente? Mi esposa está cansada, seguro hoy se acostará temprano.

¿Qué quiso comunicar ella? Que quiere que él la ayude en susquehaceres. Llega el final del día y ella le interpela diciendo: “todo el díaestuve diciéndote lo cansada que estoy y no fuiste capaz de darme una mano.” El sequeda azorado por el reproche, se siente injustamente atacado y contesta: ¿y por qué nome lo pediste? Con gusto lo hubiera hecho, yo también estuve trabajando.

Los mensajes indirectos que la mujer envíe al varón no seránatendidos por él. Por Ej: Un día sábado en el hogar. Ambos deben salir a las 15 hrs.Ella está atareada con los preparativos, cocinando y terminando muchos quehaceres parapoder salir. Él está arreglando la aspiradora. Desde las 12.30 hrs., ella está diciendoque se le hace tarde.

Ella llama a todos a sentarse a la mesa y descubre que no está puesta.Allí explota diciendo ¿cómo no pusiste la mesa, no viste que se hacía tarde? Él salede su concentración, vuelve al mundo y le dice con tono subido: ¿por qué no me lopediste?

Los esposos están cenando. Él va por su tercer vaso de refresco yella con su vaso vacía, que no fue llenada una sola vez. Su esposo se percata de que a suesposa le pasa algo y le pregunta: ¿se puede saber qué te pasa? ¡Si cuando nos sentamosa la mesa estabas sonriente! Ella contesta: ¿es que no te diste cuenta que yo tambiéntengo sed? Y él dirá: Si tenías sed ¿por qué no me pediste, crees que soy adivino? Loque queremos subrayar es que la actitud del varón no es totalmente correcta, pero él noes totalmente consciente de los detalles que la mujer sí observa.

Llega al hogar y ve que la nueva lavadora que compraron ha sidoinstalada. Ella recibió el artefacto, y lo ubicó en el lugar que mejor le pareció. Alllegar él lee la garantía y lo hace funcionar y le pregunta: ¿Por qué lo pusiste aquíy no allí? Ella contesta: ¡y qué sé yo! Mejor hubiera sido que lo trajeran cuandoestabas tú. Cuando el hombre contesta, en general emite información y no un juicioreferente al tema de la pregunta recibida.

El hijo se cae de la bicicleta, ella pega un grito y corre alevantarlo. Él mira, ve que el niño llora pero sigue trabajando. Ella piensa: es undesalmado. Él piensa: es una exagerada.

 

Lo que ambos deben entender es que cada uno actúa del modo que fueroncreados por Dios, y no pensar que el cónyuge está mal por actuar de un modo diferente.El varón procesa todo a través de su mente, mientras que la mujer lo hace a través delos sentimientos.

LECCIÓN 4
FUERZAS NEGATIVAS QUE PUEDEN DESTRUIR LA FAMILIA
(1° parte)

INTRODUCCIÓN:

Muchas familias sufren profundas crisis en sus hogares. Diversas puedenser las causas que ocasionan estas dificultades pero, sin duda, Dios no quiere queproduzcan el fracaso y la destrucción de las familias. A continuación estudiaremosalgunas de las causas más comunes, a la luz de la Palabra de Dios.

1 FACTORES QUE AFECTAN Y DEBILITAN LA RELACIÓN MATRIMONIAL Y FAMILIAR:

Problemas de carácter:
a. La brutalidad.
b. La crítica.
c. El desprecio.
d. Los celos (Stg 3.14-17) y la falta de autoestima.
e. La incompatibilidad de caracteres (Gá 6.2).
f. La intolerancia (1Co 13.7).
g. La manipulación.
h. El enojo (Ef 4.26).

1.2 Los vicios:
a. El alcohol (Hab 2.5).
b. La pornografía, los juegos de azar y otras adicciones (Ro 6.23a).

1.3 Influencias externas:
a. La intromisión de terceras personas (Gn 2.24).
b. Malas influencias de los medios de comunicación (Gá 6.7).

1.4 Prioridades y decisiones incorrectas:
a. Exceso de y el agotamiento físico consecuente.
b. No someterse a la voluntad de Dios, no querer cumplir el rol puesto por Dios: (1 Co.11.3; Ef 5.22-23, 25-26; Col 3.18-19; 1P 3.1 y 7).
c. Decisiones apresuradas (Sal 32.8-9).

1.5 Mala administración de los recursos:
a. El dinero (1Cr 29.14; Ro 13.7-8; Mal 3.8-10; Sal 37:21; Pr 13:11; 14.24 15:16; 1Ts 2.9).
b. El materialismo (Mt 6.33; 1 Ti. 6.10).
c. El fracaso en los negocios (Pr 30.8).

1.6 Incorrecta información o formación acerca de:
a. La relación sexual (He 13.4; 1Co 7.3-5).
b. La educación de los hijos (Ex 4.24-26; Pr 19.18; 22.6; 29.17).
c. Lo que es verdaderamente el matrimonio (Mr 10.7-9).

1.7 Actitudes que van desgastando el matrimonio:
a. El egoísmo (Ef 5:28).
b. El estar a la defensiva.
c. El aislamiento.
d. La falta de comunicación (Am 3.3).
e. La mentira (Col 3.9).
f. La deslealtad (2 Ti 2.22; Stg 4.7; Ro 12.2).
g. El descuido de los detalles (Pr 12.18).
h. La rutina e indiferencia.
i. La desilusión.
j. La ambivalencia (es cuando los sentimientos reflejan un sentido de turbulencia, van deun lado al otro, de la frustración a la esperanza y viceversa).

2 LO QUE HACE QUE UN MATRIMONIO PERDURE:

Nuestro comportamiento:

¿Qué lugar ocupa la comunión con el Señor en el matrimonio?

Escuchar e interesarse por su cónyuge.

Tener comunicación en todo momento.

Acentuar lo positivo (no enfatizar los aspectos negativos de larelación).

Hacer demostraciones de cariño.

Actos de ternura y empatía (esto es, conocer al cónyuge al punto desaber lo que le sucede, aunque él o ella no lo digan).

Estar siempre gozosos (a pesar de las dificultades).

Ser flexibles ante las diferencias que surjan por las diferencias decaracteres o de formas de pensar.

Cultivar intereses que ambos compartan.

3 UN MATRIMONIO DEBE TENER VISIÓN:

Si en una relación no hay visión, ella deja de crecer y comienza adesmoronarse. Ese sueño, que es la visión, debe estar siempre bajo la dirección deDios, ya que sin su sabiduría estaremos fuera del foco de su voluntad. Se divide enelementos: La visión debe ser específica y debe mirar hacia el frente.

4 INTIMIDAD:

La intimidad se define como el lazo afectivo, las cuerdas de las queestá compuesto un cuidado mutuo, la comunicación abierta, el interés solidario y eltrato responsable, así como el intercambio abierto de sentimientos y sensaciones, y lareciprocidad –no autodefensiva- de información sobre eventos emocionalmentesignificativos.

La intimidad abarca los siguientes aspectos:

INTIMIDAD EMOCIONAL: Estar al tanto de los sentimientos denuestro cónyuge, sean tristezas, alegrías, etc.

INTIMIDAD SOCIAL: Tener amigos en común y compartir lasrelaciones sociales de ambos.

INTIMIDAD SEXUAL: La intimidad sexual es importante dentro delámbito matrimonial (1Co 7.3). Fuera de ella es denigrante y pecaminosa, trayendoataduras y consecuencias nefastas sobre quién las practica. La intimidad sexual dentrodel matrimonio involucra satisfacción con lo que está ocurriendo, pero tambiénsignifica que se hable; que se satisfagan las necesidades de la otra persona; que se evitecaer en la rutina, y evitar todo aquello de mal gusto, humillante o sucio, que ledesagrade al cónyuge. La Biblia dice que el lecho matrimonial debe ser sin mancilla, esdecir, sin pecado.

INTIMIDAD INTELECTUAL: La habilidad para compartir ideas, y lade la estimulación mutua para promover los niveles de conocimiento y comprensión.

INTIMIDAD RECREACIONAL: Es divertirse juntos, compartir salidas,vacaciones, paseos, etc.

INTIMIDAD ESPIRITUAL: Deseo de estar cerca de Dios, someterse asu voluntad y dirección, personalmente y como pareja. Es la disponibilidad para buscarjuntos Su conducción, aceptando Su Palabra como parte de nuestra vida cotidiana. Es ladisposición a permitirle a Dios que nos ayude a superar los sentimientos de inseguridad ala hora de compartir espiritualmente, y a que nos equipe para que seamos capaces de vernuestro matrimonio como una aventura espiritual de la que ambos formamos parte. Es lavoluntad de reconocer a Jesucristo como Señor de nuestras vidas, y mirar hacia Él enbusca de Su dirección cuando tengamos que tomar decisiones tales como la compra de unacasa, adónde ir en las vacaciones, o determinar cuál es la mejor escuela para loschicos; etc. La intimidad espiritual significa que en una pareja, Él tiene que ser elDirector de ambos, y cambiar conjuntamente los corazones de los dos. ES AQUÍ EN DONDE SELLEGA A LA ARMONÍA.

La dádiva y los beneficios de orar juntos:
• Es vital orar juntos.
• No piense en orar juntos como una obligación, una faena ingrata o un mandatonegativo. Se trata de una dádiva de Él.

El orar juntos produce lo siguiente:
• Cancela los pequeños elementos de conflicto y ansiedad que aparecen en lavida cotidiana, permitiendo a la pareja ganar una más alta perspectiva de sus vidas. Elevasus espíritus a la consideración de los valores eternos y de una relación duradera.Ayuda a la pareja a desechar los intereses perjudiciales, y a concentrarse en los másnobles ideales de la vida.

• Todas las situaciones amenazantes para la integridad de unapareja pueden hallar alivio en la presencia de Dios. Humillándonos ante Él podemosser también humildes los unos para con los otros, lo que constituye una valiosísimaterapia. Por este medio, la pareja consigue un más alto y honesto nivel de estimaciónmutua.

• El matrimonio encuentra el secreto de la verdadera armonía ydescubren que las diferencias en sus temperamentos, sus ideas y sus gustos, enriquecen suhogar en lugar de ponerlo en peligro.

• La pareja redescubre una nueva confianza mutua porque, almeditar juntos en oración, aprenden a ser completamente honestos el uno con el otro.

• Reduce especialmente el sentido de competencia dentro delmatrimonio y amplía al mismo tiempo una actitud de reconocimiento mutuo, generandouna convicción de plenitud conyugal.

ÁREAS DE LOS CÓNYUGES Y DIOS

En un sentido, el matrimonio es una realidad de tres pisos. Hay untercer piso relacionado con lo espiritual. Si no nos ponemos de acuerdo en esto, unanotoria desunión descenderá hasta el segundo piso y más aún al primero.

LECCION 5
FUERZAS NEGATIVAS QUE PUEDEN DESTRUIR LA FAMILIA (2° parte)

1 CINCO FASES EN LA DESTRUCCIÓN DEL AMOR:
Desilusión.
Heridas.
Cólera.

Ambivalencia (Es cuando los sentimientos reflejan un sentido deturbulencia, van de un lugar al otro, de la frustración a la esperanza y viceversa).

El amor muere.

2 OTROS TIPOS DE FUERZAS:
Crítica.
Desprecio.
Estar permanentemente a la defensiva.
Aislamiento.

3 TORMENTAS EN LA MENTE:

Las reacciones negativas surgen en la mente. ¿Cuáles son esospensamientos?:

Presuposiciones: Acerca de la otra persona, juicios desfavorableshacia su cónyuge.
Hacer generalizaciones: El nunca hace tal cosa…
Hacer exageraciones: Aumentar algo negativo hacia la otra persona.
La falta de esperanza bloquea la esperanza: Resignados a vivir sin mejorar larelación.
Pensamientos negativos permanentes: Deben rechazarse.
Creerse víctimas de una situación: Produce temor y falta de esperanza.

Colocar etiquetas insidiosas: Encasillar a la persona en unacualidad negativa (Ej.: mi esposo es muy egoísta), lo cual termina atando a esa persona,en vez de ayudar al cambio. Si permitimos que este tipo de expresiones negativas decualquier índole nos influya, nos convertimos en prisioneros de nuestra propia mente. Alatarnos a esos pensamientos negativos, limitamos nuestro desarrollo.

1 FORMA EN QUE DEBEMOS TRABAJAR PARA QUE NUESTRO MATRIMONIO SIGA

ADELANTE Y PROSPERE:
Identificar cuáles fueron los momentos difíciles o de disputa, confrontarlos ennuestra mente “con los momentos buenos”, ver la diferencia, y seguir apuntando amejorar lo que estaba mal.

Concentrarnos en las soluciones y no en los problemas. Acentuarpermanentemente los pensamientos positivos, e invocar siempre, ante todo, el poder y ladirección de Dios.

Hacer lo inesperado, lo impredecible –en un sentidoconstructivo.

 

“LOS CRISTIANOS HEMOS SIDO LLAMADOS A CONSTRUIR UN MATRIMONIO QUEDURE PARA SIEMPRE”.

LECCIÓN 6
CINCO MENTIRAS QUE DESTRUYEN EL MATRIMONIO

1 LA PALABRA DE DIOS NO PROVEE SANIDAD PARA LOS MATRIMONIOS

Es triste cuando las personas creen que realmente no tienen más salidaque resignarse a la desdicha conyugal o divorciarse, y dicen: “Yo no creo que Diospueda sanar mi matrimonio”.

Esto no es verdad, ¡es una mentira del diablo! Dios no quiere queusted sufra ni que se divorcie. Él quiere sanar su matrimonio. Tanto Mateo 19.6 comoMarcos 10.9 dicen: “lo que Dios juntó no lo separe el hombre”. 1Corintios7.27 dice: “que si estás casado no busques divorciarte”. Y enMalaquías 2.16 Dios dice que aborrece el divorcio. Por lo tanto, vemos que Dios haprovisto una forma de evitarlo. La sanidad del matrimonio es parte del plan de redención.

La Biblia dice que Jesús restauró todo lo que el diablo nos quitó, yeso incluye un matrimonio hermoso y bendecido. En Mateo 19:7-8, Jesús dice: “…Porla dureza de vuestro corazón Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres; mas alprincipio no fue así”. Por lo tanto, no tenemos por qué considerar eldivorcio en nuestras vidas. La sanidad del matrimonio es parte de la redención.

Hay tantas personas heridas hoy día. No saben cuánto se preocupa Diospor sus matrimonios, ni saben lo que la Palabra de Dios tiene que decir al respecto. Sólosaben que están desesperados y que necesitan ayuda. Quizá usted se sienta desanimado ydesesperado. Pero debe saber que Dios desea sanar su matrimonio. Jamás acepte la mentiradel diablo de que la Palabra de Dios es muda respecto a sus necesidades maritales. Diossana matrimonios.

2 DEBES EMPEZAR TODO DE NUEVO – NUEVO CÓNYUGE, NUEVO MATRIMONIO

El diablo murmura: “Has hecho tal desastre de tu matrimonioque ya no hay esperanza. Lo mejor es que comiences otra vez. Necesitas otro matrimonio yotro cónyuge”. Puede parecer lógico a primera vista, pero debes darte cuenta que esuna mentira del diablo.

Usted no necesita otro cónyuge ni otro casamiento, lo que necesitaes un encuentro con el Señor Jesús – el Salvador y Sanador de todos losmatrimonios. El matrimonio seguirá fallándole hasta que usted aprenda a vencer y hacercambios en su vida. No tendrá éxito en el matrimonio hasta que aprenda a obedecer laPalabra de Dios.

El divorcio es un espíritu. Es una fuerza espiritual dedestrucción, y ese espíritu le seguirá por toda su vida, hasta que usted aprenda atomar autoridad sobre él.

Un fresco comenzar con una nueva pareja no es la respuesta. Elproblema es que usted está bajo ataque de fuerzas espirituales –principados ypotestades enviadas por el diablo para destruir su matrimonio. Usted está involucrado enuna batalla espiritual.

¿Cuál es la respuesta? ¡La Palabra de Dios! Ella nos dice cómosolucionar nuestros problemas maritales. Dios sabe cómo hacer que el matrimonio funcione.

3 USTED SE CASÓ FUERA DE LA VOLUNTAD DE DIOS

El diablo le dice a muchas personas: “Cometiste un error,nunca debiste haberte casado. Tu matrimonio no está bendecido porque no fue la voluntadde Dios”. ¡Esto es una mentira! Fuese usted creyente o no, o lo fuese sucónyuge o no, Dios fue testigo de su boda. Los votos que hicieron fueron hechos delantede Dios. Malaquías 2.14-16 enseña que la ceremonia del matrimonio es solemne ysacra delante de Dios y, ante sus ojos, usted tiene una relación de pacto con su cónyugey con Él. Dios dice que usted es un guardián de sí mismo, así que no debe quebrar sufidelidad con tu pareja. No debe quebrar ese pacto, esa relación. Usted y su cónyuge sonuna sola carne ante los ojos de Dios.

Puede ser que las circunstancias que rodearon su matrimonio nohayan sido del agrado de Dios. Puede que incluso usted lo haya desobedecido, pero eso nosignifica que su matrimonio esté maldito. Cuando se casa, usted entra en un pacto santo ysagrado. La persona con la cual contrajo matrimonio vino a ser la correcta, y suya parasiempre. No permita que el diablo le mienta, Dios puede hacer algo hermoso de sus erroresy fracasos y traer bendición de la maldición (Neh 13.2c). Él puederehacer las piezas quebradas de su matrimonio en un vaso de honor, más fuerte y hermosode lo que jamás imaginó. Proteja lo que Dios le ha dado; proteja a su esposo o esposa ya sus hijos. No deje que el diablo se lleve lo que Dios le ha dado.

4 HA SIDO DEMASIADO HERIDO PARA VOLVER A AMAR

4.1 Cuando su corazón ha sido roto y siente que su cónyuge le haherido tanto que no hay palabras para expresarlo, el diablo gusta de susurrar en su oído:“Tú cónyuge te ha herido y agraviado demasiado. ¿Cómo podrás amarlo de nuevo?Jamás podrás volver a amarlo como solías, así que lo mejor es separarte.” LaBiblia dice que “…por el dolor de corazón el espíritu se abate” (Pr15.13), y sabemos que un espíritu débil y quebrantado no puede sustentar a lapersona. Así que para alguien en este estado es difícil amar o tener esperanza devolver a sentir amor otra vez. Pero Dios también tiene la respuesta a esto. Usted notiene por qué vivir con un corazón quebrantado y un espíritu herido. Ya no tiene quevivir con rechazo en su corazón. Ahora mismo puede ser completamente libre de esasheridas. Y cuando sea libre, verá cuánto amor hay todavía dentro de su corazón.Descubrirá que puede amar de la misma manera que Dios ama. Dios reemplaza su limitado eimperfecto amor por un amor sobrenatural cuando usted le permite que Él sane su corazónquebrantado. Ese amor sobrenatural es del que nos habla Romanos 5.5: “El amorde Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo”. Perousted no debe permitir que ese amor quede enterrado bajo las heridas y lastimaduras. Dejeque Dios sane las heridas y desentierre ese amor en su corazón.

Lucas 4.18 y Salmos 147.3 nos dicen que Jesús sanaal quebrantado de corazón y que venda sus heridas. Allí donde está el Espíritu delSeñor allí hay libertad –esto es, sanidad y paz. Y el Espíritu del Señor estácerca de usted ahora mismo para sanarle, restaurarle y librarle. Deje todo el enojo yfalta de perdón que pueda sentir –toda la malicia y amargura que pueda haber dentrode su corazón. Decida dejar todo eso –suéltelo y déjelo ir. Dios le quiere liberarde las heridas del rechazo; ya no tiene por qué vivir con ese sentimiento nunca más.

5 EN CASO DE ADULTERIO, SU MATRIMONIO TIENE QUE FINALIZAR

¿Existe la esperanza para su matrimonio si su cónyuge ha cometidoadulterio?

¿Se puede esperar que usted le perdone? ¿Puede el cónyuge infiel quese ha arrepentido, recibir el perdón y ser restaurado a su familia? Cuando un cónyugecomete adulterio, el diablo se goza en ir a la persona ofendida y decirle: “Bueno,tu matrimonio ha terminado. No hay nada que se pueda hacer al respecto. Nunca podrásperdonar a tu cónyuge. Jamás podrá ser lo mismo”. Pero el diablo es unmentiroso. Muchas personas son desviadas del camino recto y alejadas de la voluntad deDios cuando se trata del adulterio. Ciertamente es una cosa terrible. Pero el adulterio noes un problema excesivamente grande para que Dios lo pueda resolver. No importa la ataduraen que usted y su cónyuge se encuentren, Dios puede hacerle libre. Él puede traersanidad y reconciliación si usted se lo permite. El hecho de que su cónyuge le haya sidoinfiel no significa que su matrimonio se acabó. No permita que el enemigo le diga eso. Sumatrimonio no se ha terminado, Dios puede sanar sus heridas y ayudarle a perdonar.”Sólo la culpa necesita misericordia”. Debemos recordar la época en quenosotros necesitamos misericordia, cuando fallamos y Dios nos perdonó y nos dio otraoportunidad.

Jamás tenemos derecho a guardar falta de perdón en nuestroscorazones. Cuando usted perdona, en su corazón se produce una sanidad. Bastará que tomela decisión de obedecer la Palabra de Dios y diga: “Sí, Dios, voy a perdonar”,y entonces el Señor volverá a traer amor dentro de su corazón, restaurará su amorhacia su cónyuge y le dará a usted el poder para perdonar incluso una ofensa tan seriacomo el adulterio. Cuando permitimos que el poder sanador de Dios sane los dolores,ocurren cambios.

Jamás permita al diablo decirle que su matrimonio se acabó a causa deque usted o su cónyuge hayan cometido adulterio.

El adulterio es muy grave, pero no es el pecado imperdonable. Jesúsperdona si nos arrepentimos de corazón y Él es el Sanador.

ORE Y DÉJELE A DIOS RESTAURAR SU MATRIMONIO

Su matrimonio y su familia son algo digno de salvar; algo digno de todosacrificio, esfuerzo y de la inversión de todos los recursos que tenga. Así que no sedé por vencido. No acepte las mentiras del enemigo que le dicen que lo mejor es conseguirun divorcio.

La primera y mejor cosa que puede hacer para rehacer su matrimonio esORAR:
Ore por su casa.
Ore por su cónyuge.
Ore con fe.
Ore con osadía.
Ore con persistencia.

Debe enfrentar al diablo, que es quien está influyendo en su cónyuge. Recuerde, ustedtiene poder sobre el enemigo. Ore y tome autoridad sobre los espíritus que estánllevando a su pareja a dificultades y peleas. Si ora y persiste en ello, su matrimonioserá hermoso y bendecido. No le predique a su cónyuge lo que tiene que hacer, pues confrecuencia eso sólo logra irritarlo y despertar su antagonismo. En lugar de esto, vivauna vida piadosa delante de su cónyuge. Rehúse darse por vencido (a), incluso si leparece que las cosas están tardando demasiado. Déle a Dios tiempo para opere. Deje queDios haga el cambio. Puede que usted no esté complacido con todo lo que hace su cónyuge.Puede haber cosas que estén mal en la vida del otro, y usted ha tratado de llamar suatención al respecto, pero sus palabras parecían caer en oídos sordos. ¡Deje desermonear y comience a orar! Ore para que Dios toque el corazón de su cónyuge. Si ora,Dios hará el cambio. No trate de hacer los cambios usted mismo; deje que Dios los haga.Usted haga solo lo que sabe que tiene que hacer. El cambio comienza por su propia persona.Haga primero los cambios que usted mismo (a) necesita hacer, y luego ore para que Dioshaga la obra en su cónyuge.

Recuerde, la voluntad de Dios para su matrimonio es que sea lleno debendiciones; Él tiene un plan perfecto para ustedes dos y el enemigo está tratando defrustrar ese plan. Pero al haber descubierto sus mentiras, sus planes y sus artimañas,usted las va a echar lejos de su vida en el Nombre de Jesús. 

LECCION 7
LUEGO DE HABER PERDONADO A NUESTRO CÓNYUGE,
¿CÓMO RESTAURAR UNA RELACIÓN DESGASTADA?

INTRODUCCIÓN:

Cuando usted escoge el camino de la dedicación irrevocable a sucónyuge y a su relación matrimonial, descubrirá que tal decisión le conduce al amorincondicional (ágape), a la paz y al crecimiento personal. Éstas son sólo algunas delas recompensas, pero hay muy buenas posibilidades de que también pueda disfrutar de lasbendiciones que Dios quiso otorgar a su matrimonio desde el principio.

Pero debemos advertir que este amor no puede crecer en el mismocorazón que alberga actitudes negativas y malos sentimientos: ira, amargura,resentimiento, orgullo, desilusión, desesperación u hostilidad.

Efesios 4.31-32 dice:
“Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, ytoda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos aotros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo”.

Al hacer frente a estas cosas en su propia vida, no sólo prevendráuna guerra desastrosa, sino que podrá abrir el camino para un sinnúmero de bendiciones.La mayor de éstas será un matrimonio lleno de amor, lo cual tal vez ya había dejado deconsiderar posible en su relación matrimonial.

1 PARA RESTAURAR UNA RELACIÓN DESGASTADA ES NECESARIO:

Cambiar de actitud:
Concentrarnos en nuestras actitudes y no en las de nuestro cónyuge. En la medida en queusted cambie, inevitablemente producirá un efecto en su cónyuge.

Rechazar las actitudes negativas:
Las actitudes negativas son barreras que obstruyen el camino que conduce a una genuinarelación amorosa. Las barreras separan y mantienen la separación; obstaculizan e impidenel progreso. Así que veremos cómo hacer frente a estas actitudes y quitarlas de nuestrasvidas, a fin de que quede despejado el camino para el intercambio del amor.

Tomar una actitud amorosa:
Si quiere una relación matrimonial llena de amor, no puede darse el lujo delresentimiento, ni de la auto conmiseración, ni de la ira. “La falta de perdón haciasu cónyuge será el golpe mortal para el amor”.

2 ¿CUÁL ES LA RESPUESTA PARA AQUELLAS PERSONAS QUE NO TIENEN RAZÓNPARA SENTIR AMOR POR SU RESPECTIVO CÓNYUGE?:

Dios ha provisto una notable solución:
Un amor que no está dirigido ni alimentado por las emociones, sino por la voluntad. Diosprovee las fuentes de este amor desde su propia naturaleza poderosa, y están adisposición de cualquier vida que esté conectada con la de Él por la fe en Jesucristo.

 

“…el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por elEspíritu Santo que nos fue dado” (Rom 5.5).

Este es el amor abnegado (ágape) del cual nos habla el NuevoTestamento: ¡Incondicional, inmutable, inagotable, generoso más allá de toda medida, ymaravillosamente bondadoso!

3 RESPECTO A ESTE AMOR INCONDICIONAL (ágape) PODEMOS SEÑALARQUE:

El amor abnegado significa acción; no es sólo una actitudbenigna.

Significa participación, y no un cómodo desapego de las necesidades de los demás.

Significa amar incondicionalmente al que no es amable, al que no lomerece, al que no responde.

Significa entrega permanente al objeto del amor.

Significa una entrega constructiva y con propósito, que no se basaen el sentimentalismo ciego, sino en el conocimiento: el conocimiento de lo mejor para elser amado.

Significa que su conducta muestre un interés siempre presente porel bien supremo del ser amado.

Es el principal medio y la mejor manera de bendecir a su cónyuge.

4 ¿QUÉ DEBE HACER RESPECTO A LAS ACTITUDES NEGATIVAS DE SU CÓNYUGE,Y A LAS BARRERAS QUE USTED HA LEVANTADO CONTRA EL LIBRE MOVIMIENTO DEL AMOR?:

Tiene que tomar la iniciativa y buscar el perdón de su cónyuge.

Ante todo, deje de hacer aquello que produjo el sentimiento deindiferencia entre los dos.

Muestre, mediante palabras, acciones y actitudes, que estáconsciente de haber operado mal y que le gustaría cambiar.

Nunca use la conjunción condicional, “si”, cuando hablecon su cónyuge acerca del tema.

Admita simplemente que ha hecho mal y pida perdón.

Tenga cuidado de no relacionar a su cónyuge con el problema.Hacerlo sentir culpable es una de las peores cosas que puede hacer, si quiere restaurar elamor en su vida matrimonial.

Si después de todo esto su cónyuge no responde inmediatamente,continúe demostrándole, mediante una constante conducta amorosa, que lo ha perdonado yque está dispuesto a amarlo y a esperar en el Señor.

Dios puede sanar y restaurar una relación desgastada, cuando laspersonas están dispuestas a aplicar su Palabra a cada situación. Cuando usted estélisto a perdonar y abandonar sus actitudes negativas, Dios estará más dispuesto asanarle y a renovar su amor mutuo. ¡Él ha estado esperando todo este tiempo que esoocurra!

LECCION 8
Temperamentos opuestos: ¿BENDICIÓN O MALDICIÓN?

INTRODUCCIÓN:

Antes de casarse, la mayoría de los jóvenes ven las virtudes delnovio o la novia, y normalmente damos poca importancia a sus defectos.

Pero al comenzar la vida matrimonial, comienzan a hacerse patentes lasdebilidades del cónyuge, y ahí viene la lucha. La novia se da cuenta de que su esposo noera tan perfecto como creía y debe enfrentar la situación. Veamos los siguientesprincipios:

1 EN VEZ DE RECHAZARNOS MUTUAMENTE:

Aprendamos a valorarnos como complementos. Más allá de los defectos,nuestro cónyuge será el que nos complemente en diversidad de aspectos. Si somos apoyomutuo, juntos podemos edificar una fortaleza. Necesitamos de las cualidades de nuestrocónyuge.

2 HIERRO CON HIERRO SE AGUZA (SE AFILA): Proverbios 27.17

Somos recíprocamente la lima perfecta para crecer en el Señor. Elmatrimonio evidencia defectos que nosotros mismos ignorábamos, y nos permite, con lagracia de Dios, ser transformados. En este sentido debemos ir del conflicto a la armonía:

Nuestras diferencias no deben ser resueltas con amenazas deseparación o divorcio.

Tanto el esposo como la esposa deberían orar de esta manera:

Orar acerca de nuestra propia actitud: ¿estoy fallando?, ¿estoyherido o tengo amargura?, ¿quiero cambiarlo? Confesar nuestras propias faltas.

Orar por nuestro cónyuge aun cuando no sintamos ganas de hacerlo, ypedirle a Dios que le haga ver la situación real, que le dé sensibilidad.

Orar para que nos ayude a conversar adecuadamente, con una actitud detotal sinceridad, con ánimo conciliador, humilde y perdonador.

Orar para que Dios nos llene de su amor. Que se manifieste en nosotrosel amor que cubre las faltas, que todo lo cree, todo lo soporta, todo lo perdona, todo loespera.

3 NUESTRA ACTITUD PERMANENTE:

Amarle a pesar de todo sin acentuar sus debilidades. No caer en el lazode Satanás y comenzar a verle siempre desde una perspectiva negativa (Col 3.17-18; Fil4.8; Lc 6. 38).

4 LA BELLA O LA BESTIA:

El paso del tiempo no debe afectar nuestro cuidado exterior (tanto parala mujer como para el hombre). Somos creación de Dios, y por lo tanto haremos lo posiblepara embellecernos exterior e interiormente. Una mujer que ha embellecido su corazónquerrá cuidar asimismo el lugar donde mora el Espíritu Santo. Es penoso escuchar desdetodo punto de vista, a un marido quejarse del descuido de la esposa en este aspecto. Ytambién, lo es para una esposa ver que su marido ya no tiene el arreglo personal decuando eran novios.

LECCION 9
¿CÓMO ENFRENTAR LAS TRANSICIONESEN LA FAMILIA?

INTRODUCCIÓN:

Sin duda los conflictos, problemas y transiciones son parte del procesode vida que debemos aprender a enfrentar. Cada etapa de la vida es maravillosa si sabemosasumirla y enfrentarla con la ayuda del Señor. Si embargo hay situaciones que puedendesencadenar profundas crisis en las familias y matrimonios, tales como:

 

a. En el orden familiar (muerte de seres queridos, nacimientos de loshijos).
b. En los mismos cónyuges (cambio de edades a los 20, 30, 40, 50…).
c. A través de los años de casados (por la ida de los hijos, etc.).

1 ¿CÓMO VENCER LAS DIFICULTADES QUE TRAEN LAS DISTINTASTRANSICIONES?:

Teniendo la mente preparada para ese momento, y trabajando juntos parapasarlo de la mejor manera posible. LAS TRANSICIONES DEBERÍAN SERVIRNOS PARA AUMENTARNUESTRA FE.

Las reacciones negativas surgen en la mente y es necesario derribaresas fortalezas en el nombre de Jesús (Ef. 6.10-13). ¿Cuáles son esospensamientos?:

Presunciones: Acerca de la otra persona, juicios desfavorableshacia su cónyuge.

Hacer generalizaciones: Él nunca hace tal cosa…

Hacer exageraciones: Aumentar algo negativo de la otra persona.

La falta de esperanza bloquea la creencia: Resignarse a vivir sinmejorar la relación.

Permanentes pensamientos negativos: Deben rechazarse.

Creerse víctima de una situación: Produce temor y falta deesperanza.

Poner etiquetas insidiosas: Encasillar a la persona en una cualidadnegativa (Ej.: mi esposo es muy egoísta), lo cual termina atando a esa persona, en vez deayudar al cambio.

Si optamos por permitir que expresiones negativas de cualquier índoleinfluyan sobre nosotros, nos convertimos en prisioneros de nuestra propia mente. Alatarnos a esos pensamientos negativos limitamos nuestro desarrollo.

2 CÓMO DEBEMOS TRABAJAR PARA QUE NUESTRO MATRIMONIO SIGA ADELANTE YPROSPERE:

Identificar cuáles fueron los momentos difíciles o de disputa,confrontarlos en la mente con los momentos “buenos”, ver la diferencia y seguirapuntando a mejorar lo que estaba mal.

Concentrarse en las soluciones y no en los problemas, acentuandopermanentemente pensamientos positivos y siempre invocando ante todo el poder y ladirección de Dios.

Hacer lo inesperado, lo impredecible.

3 CUATRO PASOS PARA LA CONQUISTA FRENTE A LOS PROBLEMAS:

El ejemplo de Josafat (2Crónicas 20):
Se humillaron:
Josafat podía usar la razón y decir: no hay nada que debamos hacer, si Dios prometió unavivamiento, simplemente vamos a sentarnos a esperar que ocurra. Pero si Jehová leshabía otorgado veinticuatro horas, debía ser por una razón más profunda que un simpledescanso.

 

“Entonces Josafat se inclinó rostro a tierra, y asimismo todoJudá y los moradores de Jerusalén se postraron delante de Jehová, y adoraron aJehová” (2 Crónicas 20.18).

No puede haber grandes victorias sin gente arrojada a los pies deCristo. No cabe la menor posibilidad de que algo especial acontezca en su matrimonio, siusted no está dispuesto a buscar la presencia de Dios y acudir a Él en cada una de lastormentas y transiciones difíciles que tendrá que enfrentar. Nuestra fuerza, fortaleza,sabiduría, planes y proyectos deben estar sujetos a la voluntad de Dios, con humildad ytransparencia.

Se unieron:
“Y se levantaron los levitas de los hijos de Coat y de los hijos de Coré, paraalabar a Jehová el Dios de Israel con fuerte y alta voz” (2 Crónicas 20.19).

Es verdad que los levitas alabaron a Jehová, pero de nada hubieseservido esa alabanza si los levitas no se hubiesen unido para adorar. Josafat sabía quela unidad es mucho más que cantar una canción al unísono. Josafat tenía muy claro queunidad significa estar comprometidos con una misma causa. Debemos estar conscientes de queel enemigo busca destruir y afectar la unidad en el matrimonio de distintas maneras:problemas económicos, dificultades en la comunicación, problemas con los hijos,tormentas de todo tipo. Él sabe que un reino dividido no puede prevalecer, e intentasembrar amargura, falta de perdón, resentimientos, para dividirlos. Lucas 11.17 nosdice: “Mas él, conociendo los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reinodividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae”.

En cambio sabemos que la unidad trae victoria y bendición. Únete a tucónyuge en los momentos de prueba y busquen juntos el socorro y la ayuda del Señor: Mateo18.19 nos dice:

 

“Otra vez os digo, que si dos de vosotros se pusieren de acuerdoen la tierra acerca de cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre queestá en los cielos”.

Le creyeron a Dios y no miraron las circunstancias:

“Y cuando se levantaron por la mañana, salieron al desierto deTecoa. Y mientras ellos salían, Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradoresde Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, yseréis prosperados” (2 Crónicas 20.20).

Si ya se habían humillado y unido en una misma causa, solo restaba unacosa: creer incondicionalmente a Dios y sus profetas. Es necesario que pongamos, comomatrimonio, nuestros ojos en Jesús y no en las circunstancias. Creamos que Él tiene unasalida para cada una de nuestras dificultades, aun aquellas que nos parece imposiblesolucionar. Él es el Dios de los imposibles, sólo espera que le creas a Él.

Quebraron todo espíritu de religión, creyeron a Dios y actuaroncon fe:

Todo el pueblo se había humillado, se había unido y le había creídoa Dios. Ahora restaba lo más importante: tener una mente amplia y exenta de todareligiosidad, para aceptar una estrategia de guerra al “estilo de Dios”.

 

“Y habido consejo con el pueblo, puso a algunos que cantasen yalabasen a Jehová, vestidos de ornamentos sagrados, mientras salía la gente armada, yque dijesen: Glorificad a Jehová, porque su misericordia es para siempre” (2Crónicas 20.21).

Leer la historia a través de las páginas bíblicas nos resultainteresante, pero trata de imaginar que tu nación se declara en guerra y el presidentedecide que atacarán a los invasores con guitarras y canciones tradicionales. Todo elmundo dudará de la salud mental del presidente y alguien pedirá que se lo alejeinmediatamente de su cargo. La religión trata de reducir los planes de Dios un modeloestándar, que luego intenta repetir a través de la historia. La religión adora laliturgia sistemática, e intenta colocar a Dios en un rectángulo dogmático. El mismoSeñor comparó a los religiosos con odres viejos que no estaban capacitados para albergarun vino nuevo. Nicodemo conocía que el Señor era el Mesías. Lo había aguardado toda suvida. Solo tenía que arrojarse a los brazos del Cristo que siempre esperó y decirle quelo amaba. Pero la religión pudo más, y decidió esconderse entre las sombras de la nochepara encontrarse con quien era la razón de su vida. Jesús mismo no llenaba lasexpectativas religiosas de los teólogos de la época. Había nacido en un establo enlugar de un palacio; sanaba ciegos salivando en tierra y untándoles los ojos con barro;hablaba con prostitutas y samaritanos; almorzaba con gente de baja reputación; estabarodeado de hombres poco letrados a los que llamaba sus discípulos; echó con un azote decuerdas a los mercaderes del templo; provocó un gran alboroto con un endemoniado y unoscerdos en Gadara; y solía hacer cosas tales como… caminar sobre las aguas o multiplicarpanes y peces. El maestro sabe que la religión y el poder de Dios son incompatibles. Esnecesario que ambos estén dispuestos a actuar conforme a la voluntad de Dios, aunque aveces lo que el Señor te pida parezca totalmente contrario al razonamiento humano.Obedece Su Palabra, edifica tu matrimonio sobre la roca y podrás estar seguro, verás queni las lluvias, ni la tormenta más grande podrán derrumbarlo, porque está fundado sobreJesucristo la roca firme.

4 CONCLUSIÓN:

“Los cristianos hemos sido llamados a ser diferentes, y esadiferencia incluye construir un matrimonio y una familia que duren para siempre. Unafamilia donde reinen la paz y el amor verdadero.”

LECCIÓN 10
CÓMO SANAR LAS HERIDAS DE LA FAMILIA

INTRODUCCIÓN:

Cuántas familias se sienten dañadas y heridas. Cuántos hijos sesienten incomprendidos. Cuántas esposas no se sienten amadas. Cuántos hombres se sienteninsatisfechos… Sin duda hay varias causas que producen este tipo de heridas. En estalección estudiaremos algunas de ellas y cuáles deben ser las actitudes correctas paraque las heridas sean sanadas.

1 NEGARSE A PERDONAR:

Negarse a perdonar causa un dolor seco al alma. No perdonar traeconsecuencias.

Negarse a perdonar significa que Dios no nos perdonará.

Después de enseñar acerca del Padrenuestro, Jesús añadió: “Porquesi perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padrecelestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre osperdonará vuestras ofensas” (Mt 6:14,15).

Debemos buscar en nuestro corazón las ocasiones en que no hemosperdonado a nuestros cónyuges.

Los problemas psicológicos, la depresión, la falta de descanso, elconflicto interior y la falta de satisfacción son solo unos de los resultados para el queno perdona. Algo peor, “Satanás gana ventaja” (2 Co 2:10, 11).

Negarse a perdonar nos trae problemas y mancha nuestros espíritus.

1) Cuandono perdonamos guardamos rencor. Dé a eso un poco de tiempo y nos sentiremos resentidos.Niéguese a tratar con el resentimiento y nos volvemos amargados. La amargura contamina laatmósfera de nuestra vida. La gente amargada invita a los problemas. Dios nos ha dadopoder para perdonar.

2) Echemano a la gracia de Dios y úsela para perdonar a su cónyuge.

Dios da toda la gracia necesaria para perdonar toda acción que nosdolió (He. 12.15). Piense en los beneficios: * Dios nos perdona los pecados *Dios quita nuestro dolor * Dios nos quita los problemas

Algunas personas malentienden el perdón. Creen que para perdonar,primero es esencial sentirse bien con la persona que los hirió. Pero nuestra parte essimplemente llevar nuestras ofensas, nuestro dolor y recuerdos a Jesycristo y dejarlosallí. ¡Podemos confiar en Él! “Mía es la venganza, yo pagaré, dice elSeñor” (Ro 12.19). “De la manera que Cristo os perdonó, así tambiénhacedlo vosotros” (Col 3.13). ¡Perdonar a otros no es una sugerencia, es unmandamiento!

2 LAS CONTIENDAS:

Santiago 3.16, NVI: “Porque dónde hay envidias yrivalidades…”

Proverbios 20.3, NVI: “Honroso es al hombre evitar lacontienda, pero no hay necio que no inicie un pleito”.

Se necesitan dos para contender:

Si uno no responde no puede haber contienda.

Uno de los cónyuges tiene que asumir una actitud activa contra lacontienda. No es disimulo pasivo, ni un silencio desafiante. Ejemplo: Al juego delremolino chino en las ferias, es más fácil pararlo al principio que después de haberalcanzado mucha velocidad (Pr 15.1).

Es más importante evitar la contienda que parecer justificado (Mateo23.12):

Siembra amor cuando el otro siembre contienda (Ro 12.9; Fil 2:3; Gá5.14-15).

Su cónyuge no es su enemigo, sino Satanás (Ef 6.12). Es muycomún escuchar de una mujer: “mi esposo es un demonio”. Cuando siembran paz yarmonía, se les garantiza una cosecha abundante de la misma naturaleza.

 

Una tregua en la contienda:

Concédanse uno al otro el permiso para declarar una tregua encualquier momento. Llamar a tregua es reconocer que los dos, incluyéndose a ustedmismo, están en una contienda. (No diga “tú estás provocando una pelea”).Entregue su miembro más ingobernable (la lengua) al control del Espíritu Santo (Stg3.3-10). Oren juntos en el Espíritu (Gá. 6.8). Estarán sembrando para elEspíritu y no para la carne. Su cosecha vendrá de lo que han sembrado. ¡¡AMÉN!!

2 LA PÉRDIDA DE CONFIANZA:

Confianza, Definición: depender de (mediante certeza interna),ceder, obedecer, dependencia de la integridad, de la justicia de una persona. A veces escasi imposible confiar en las personas, la gente nos hiere, desilusiona y lastima. Ymuchas veces ha sido nuestro cónyuge quien ha hecho tales cosas.

La mayoría de las parejas comienzan el matrimonio confiando el uno enel otro; pero la confianza se va perdiendo conforme pasan los años, debido a malostratos, falta de respeto, fallas reiteradas, adulterio, abusos físicos, abandono, etc.Cuando se ha perdido la confianza existen celos, dudas, temor, sospechas constantes. Santiago3.16: “Donde hay celos y contención, allí hay perturbación…”.

Cómo restaurar la confianza:

Sólo existe una manera de restaurar la confianza dentro de unmatrimonio.

Cuando la confianza se ha erosionado o roto, tenemos que poner nuestraconfianza en Dios y no en el hombre (Jer 17.5). ¿Cómo? Perdonando.

Perdonar el pecado o desilusión que hizo crecer la falta de confianza.Si no perdonamos, Dios no puede intervenir.

Dios sana la situación cuando ambos están dispuestos a perdonar.

Dios es más grande que el problema. Dios es capaz de cambiar loscorazones (Jer 32.39; Eze. 11.19).

Cuando depositamos nuestra confianza en Dios, nos liberamos el uno alotro para crecer.

Como nuestra confianza no está basada en el desempeño del otro, sequita una enorme presión de encima de cada uno de los cónyuges.

Nuestra confianza está basada en el hecho de que Jesús es mayor queel problema, y que Él nos guía a la victoria (1 Co 15.57).

Recordemos lo hermoso y mágico que nos pareció el primer encuentrocon nuestro cónyuge. Cuánto amábamos compartir tiempo, experiencias y emociones.Cuánto anhelábamos estar juntos y reír. Quizá el tiempo haya borrado esos momentosdulces y tiernos, y hoy en día sólo tenemos en mente los tiempos malos. Pero intenterecuperar ese primer amor que tenía con su esposo o esposa, vuelva a hacer las mismascosas que hacía cuando quería conquistarlo o conquistarla. No deje que la rutina y elorgullo arruinen algo tan importante para su felicidad.

Recuerde que su familia es la primera célula de la sociedad, y que nopodrá alcanzar la ciudad si primero no intenta recuperar el amor de su familia. Comohemos estudiado, haga usted su parte, y Dios hará el milagro.

LECCION 11
LOS CUATRO “SECRETITOS” MATRIMONIALES

INTRODUCCIÓN:

Quienes llevamos algún tiempo de casados sabemos que una buenarelación matrimonial no es tan fácil de lograr. Se requiere dedicación, esfuerzo yalgún que otro “secretito”. A continuación tenemos algunos de estos”secretitos”.

1 CUATRO DIFERENCIAS ENTRE EL HOMBRE Y LA MUJER:

Cuando él llega a su casa, desea encontrar tranquilidad ysilencio. Tal vez su jornada hasido agitada y agotadora, ansía llegar al”oasis” del hogar. Ella, por su parte, está atendiendo sus quehaceresdomésticos, rodeada de niños, y quiere poder comunicarse con alguien a su mismo nivel.Así que, él busca silencio y ella conversación.

Si él se decide a hablar, su interés gira en torno a su trabajo ya sus propias actividades, en tanto que ella quiere charlar sobre las cosas de lacasa.

Cuando salen a pasear, no hay para la esposa placer másgrande que ver vidrieras. Para el marido, en cambio, esto resulta una tortura.

Ahorro significa, para ella comprar en $ 100,- lo que vale $ 200,-.Para él, tener el dinero guardado en el banco.

2 CUATRO FRASES QUE SE DEBEN EVITAR:

Si no vamos a hablar lo que edifica, es mejor callar. Estas frases nodeberían ser dichas jamás:
“¡Nunca haces lo que yo te digo!”. Es típica de un tirano.
“¡Eres igual que tu madre (padre)”. Esto constituye una ofensa. Yademás desconoce el principio bíblico de que al creer en Cristo somos “nuevascriaturas” y “las cosas viejas pasaron”.
“¡No entiendes nada!” proviene de una postura soberbia quemenosprecia al que tiene delante.
“¡La culpa es tuya!”. Esto es hacer lo de Poncio Pilato: lavarselas manos. Casi siempre la culpa se reparte en un 50% para cada uno.

También hay dos palabras que conviene descartar: “siempre”y “nunca” (“Siempre estás de mal humor!”, “¡Nuncapides perdón!”).

3 CUATRO ELEMENTOS MUY NECESARIOS PARA LA SALUD DEL MATRIMONIO.

Hay ciertos ingredientes básicos que no deben faltar para que el amorse mantenga y aun se acreciente:

PACIENCIA
. No es fácil, pero resulta indispensable para no quebrar la armoníamatrimonial.

CAPACIDAD DE PERDÓN. El guardar resentimientos aísla ysepara a los esposos. El perdonar restaura la relación.

PRIORIZAR AL OTRO. Es importante pensar primero en nuestrocónyuge y estar dispuesto a ceder los derechos propios. El egoísmo es uno de loselementos más destructivos dentro de la pareja.

DOMINIO PROPIO. Para discutir hacen falta dos. Es precisoaprender a callar hasta que la situación se calme. Debemos cuidarnos para evitar undeterioro en el trato que repercutirá sobre el afecto. Todo esto sólo puede lograrse enel Señor, porque el amor es fruto del Espíritu (Gálatas 5.22).

4 CUATRO MANDAMIENTOS CLAVES PARA LA FAMILIA. (Colosenses3.18-21)

“Casadas, estad sujetas a vuestros maridos como conviene en elSeñor”. La sujeción no es un invento humano, sino un mandato del Señor.

“Maridos, amad a vuestras mujeres y no seáis ásperos conellas”.

El trato amoroso del marido es muy importante. La mujer se sientesegura y contenida con un esposo amable y gentil.

“Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agradaal Señor”. La obediencia es una de las cosas más apreciadas por Dios.

“Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no sedesalienten”.

El trato con los hijos debe ser firme, pero justo y respetuoso.

LECCION 12
¡Salve a su familia del caos!
PRACTIQUE EL CULTO FAMILIAR

INTRODUCCIÓN:

Sanidad en las relaciones, perdón, unidad, armonía. Todo puederecuperarse si cada día levantamos en nuestro hogar un altar familiar. Deuteronomio7.5-9:

“Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tualma, y con todas tus fuerzas. Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tucorazón; Y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andandopor el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tumano, y estarán como frontales entre tus ojos; Y las escribirás en los postes de tucasa, y en tus puertas”.

Larry Christenson, escribiendo acerca de la vida familiar en su libro ¿Quécamino hay para la familia?, puntualiza algunas situaciones frecuentes:

Las madres lloran al descubrir mentiras y engaños de sus hijasadolescentes, y rebelión contra toda autoridad, en los adolescentes varones. Los padresno pueden entender que sus hijos tiren por la borda su virginidad para seguir la corrienteque marca el mundo. Padres y madres están desorientados ante la conducta de sus hijos desiete y ocho años. Las esposas se quejan de sus maridos por falta de atención, y losesposos se sienten cansados de trabajar tanto y, encima, soportar las quejas de susmujeres. Éstas son sólo algunas de las penas y trabas que viven las familias de hoy.

1 ¿QUÉ SE PUEDE HACER PARA MEJORAR LA SITUACIÓN FAMILIAR?

Que madre y padre se pongan de acuerdo para trazar una direcciónpara la familia.

Que la educación espiritual de los hijos no se deje solamente enmanos de la iglesia, y que se practique el culto familiar.

Que los padres vivan bajo la autoridad de Dios y sean responsablesde todos sus actos ,para servir de ejemplo a sus hijos.

 

El altar familiar es el lugar más apropiado para fomentar la armonía,el perdón, la comprensión y el aprecio entre los miembros de la familia.

Estas son metas que hemos de tener muy presentes si queremos unafamilia sana.

2 ¿POR QUÉ RESULTA TAN DIFÍCIL CELEBRAR EL CULTO FAMILIAR?

Después de realizar una encuesta entre las familias cristianas dediversos lugares, se ha comprobado que solamente una minoría de ellas se reúnen paraorar. La mayoría da gracias a la hora de comer o dedica algún corto tiempo para contarhistorias de la Biblia a los niños.

Esta es la lista de dificultades que señalan aquellas familias quedicen que no les es posible celebrar el culto familiar:
No comemos todos a la misma hora.
Nuestros horarios de trabajo no coinciden.
No sabemos cómo hacerlo.
No tenemos tiempo.
No hemos tenido preparación para ello.
Tememos que no dé resultado alguno.
No sabemos orar en voz alta.
No sabemos orar como vemos que lo hacen los demás.
No sabemos cómo poner en marcha un devocional.
Debe hacerlo mi esposa.
Sentimos vergüenza de hacerlo delante de los niños.

Todas estas objeciones no son más que excusas injustificadas,temores basados en tensiones destructivas. Una familia que no ora junta, no puedecomunicarse bien.

Las tensiones familiares necesitan de una acción neutralizadora.La más efectiva es desarrollar el hábito de la comunicación y de la oración. Por esoel valor del culto familiar.

3 ¿CÓMO EFECTUAR EL CULTO FAMILIAR?

Objetivos de un altar familiar:
Ayudar a cada miembro de la familia a crecer en el conocimiento de Dios y su Palabra.

Ayudar a cada persona a expresarse en forma natural acerca del Señor, y orar en formaabierta y natural.

Unir a la familia, con Cristo en el centro.

3.2 Ideas para hacerlo interesante:
Evitar un formato rígido y formal. Buscar la variedad.

Hacer que diferentes personas lean la Biblia y oren.

Leer dos versiones de la Biblia a la vez.

Pedir a una persona que ore por cada miembro de la familia.

Oraciones cortas: que cada persona ore usando una sola oración,siguiendo una a la otra, como eslabones de una cadena.

Pedir que cada persona ore por la persona que tiene a su derecha.

Variar los tiempos devocionales con música, coritos, o un cassette.

4 PONER EN PRÁCTICA LA FE:

Los padres deben comenzar por afirmar las verdades de Dios en ellosmismos. Pronto notarán que pueden dialogar entre sí sobre esos valores de una maneramás fluida y natural. Padre y madre deben animarse mutuamente diciéndose cosas comoéstas:
“Creo que podemos hacer esto con nuestra familia”.
“Necesitamos practicar el culto familiar juntos”.
“Podemos hacerlo con la ayuda de Dios”.

5 NUNCA ES TARDE:

Comience a practicar el altar familiar hoy mismo. No importa que tengahijos grandes o que alguno esté espiritualmente frío. En el culto familiar nuestrasnecesidades del hogar son satisfechas. Se curan los resentimientos entre padres e hijos.Las palabras pronunciadas en un momento de nervios y que han dejado algunas heridas,quedan sanadas cuando todos se hallan ante la presencia del Señor. Admitir que todosestamos necesitados de Dios, confesar nuestros pecados, manifestarnos nuestro amor y orarunos por los otros, sólo es privilegio de aquellas familias que practican el cultofamiliar. ¿No le parecen motivos más que suficientes para comenzar hoy mismo?

LECCIÓN 13
EL PROPÓSITO DE DIOS PARA LA MUJER:
“QUE ENSEÑEN A LAS MUJERES A SER CUIDADOSAS DE SU CASA”

INTRODUCCIÓN:

En estos días tan particulares, donde las filosofías de laliberación de la mujer, han influido aun a las cristianas, parecería que tocar el temade la mujer y el hogar es meternos en cuestiones controversiales. Tampoco faltaron los quepretendieron restar autoridad a la Palabra para el día de hoy, alegando que susafirmaciones son un mero reflejo de la cultura reinante en los tiempos en que fue escrita.

El apóstol Pablo escribió inspirado por el Espíritu Santo, y cuandoél argumenta sobre la posición de la mujer, no se basa en normativas culturales, sino enlas Escrituras, desde Génesis hasta sus días. Veamos pues este tema.

1. LO QUE LA PALABRA DE DIOS NO QUIERE DECIR:

El apóstol Pablo NO estaba enseñando que una mujer no podía seractiva fuera del hogar, por ejemplo: como profesional. Pr.31.16,24 nos presenta ala mujer virtuosa involucrada en tareas que trascienden la esfera del hogar.

El apóstol Pablo NO estaba enseñando que una mujer debe hacertodo el trabajo por sí misma. Ningún esposo que ama a su esposa con sincera entregapuede dejar de colaborar con ella y apoyarle en las pesadas tareas de la casa,argumentando que es responsabilidad de ella. Vemos el modelo en estos pasajes en Fil.2.5-8;1Pedro 3.7. Si el esposo puede, deberá proveer de una ayuda extra a la mujer medianteuna empleada. (Ella deberá administrar su tiempo).

El apóstol Pablo NO estaba enseñando que la mujer es como unciudadano de segunda categoría. A los ojos de Dios la posición escritural de hombres ymujeres es exactamente la misma, Gn 1.27-28; Gá 3.28. Debemos comprender que Diosha establecido diferencias en cuanto a los roles de uno y otro, y que ser una buena ama decasa para Dios no es menos importante que ser un buen ejecutivo. ¡Cuidado con loscomplejos de inferioridad! La visión impropia de sí misma y de su labor, la enseñanzaincorrecta de la verdad bíblica o el haber sufrido abusos o agravios denigrantes dealgún hombre, pueden llevar a la mujer a sentirse inferior. Esto responde al deseo delmaligno de hacerla sentir bajo la maldición de Eva; como mujeres de Dios no podemospermitirlo.

2 LO QUE LA PALABRA DE DIOS QUIERE DECIR:

“Debemos poner en orden nuestras prioridades”.
Cuando el apóstol declara que la mujer se salvará engendrando hijos si permaneciere enfe, amor y santificación, con modestia (1Ti.2.11-15), más allá de todaespeculación teológica, sacamos en claro que Dios ha establecido que una mujer puedeencontrar la realización más grande de su vida criando y cuidando una familia para elSeñor. Resistir este proceso, es obrar contra el principio divino. Aunque Dios permita ala mujer casada una gran libertad de acción, la prioridad seguirá siendo cuidar conalegría las necesidades de sus hijos, de su esposo, de su hogar.

LECCIÓN 14
“QUE ENSEÑEN A LAS MUJERES…A SER SUJETAS A SUS MARIDOS”

INTRODUCCIÓN:

El tema de la sumisión al igual que otros, ha emergido en pleno sigloveinte como asunto de controversias. El mayor problema es que hay quienes malinterpretan,enseñando lo que ellos quisieran que se diga, reflejando sus propias subjetividades yprejuicios. Nos acercamos al principio de la sumisión de la esposa hacia su maridobasados en las siguientes escrituras: Ef 5.22-24; 33; Col 3.18; Tit 2.4,5. 1Ti.2.9-12;1P 3.1-6.

1 LO QUE NO ES LA SUMISIÓN:

La sumisión NO es un concepto sólo para mujeres, es aplicable atodo creyente. (Ef 5.21; Fil 2.3-4; Ro 13.1; He 13.17; Col 3.12-15).

La sumisión NO significa que la esposa sea una esclava. La esposanunca es tan libre como cuando se sujeta al marido, pues ella tiene la libertad de sertodo lo que Dios dispuso para ella (Pr 31.10-31).

La sumisión NO significa que la mujer jamás abrirá su boca, quenunca podrá dar una opinión, un consejo o decir lo que siente. (Comparar Pr 31.26;Hch 18.26, Gn 24.57-58).

El marido que anula a la esposa no ama a Cristo, más bien debehonrarla (Ro 12.10),servirla (Gá 5.13), sobrellevar sus cargas (Gá6.2), alentarla (1Ts 4.18). En otras palabras ganarse el respeto y la sumisiónde la esposa.

La sumisión NO significa que la esposa sea inferior al marido.Más bien habla de orden, de estructura, de roles diferentes. (Todos debemos sumisión anuestras autoridades: el presidente, el gobernador, etc. Su rol es superior en autoridadal de los ciudadanos comunes, pero eso no significa que éstos sean inferiores a ellos endignidad).

La sumisión NO significa que la esposa es una flor de adorno, quedeja que sushabilidades se adormezcan.

La sumisión NO significa que una esposa debe ser indulgente ocómplice en cuanto al pecado porque su marido lo demande. A veces deberá decir: “Esnecesario obedecer aDios antes que a los hombres”. Pero ¡cuidado! serán casosexcepcionales, y que claramente violenten la Palabra, nunca debemos usar la Palabrade Dios para justificar nuestro corazón rebelde. Si por algún serio motivo debedesobedecer, lo hará de un modo amante y sumiso, explicando con calma y claridad susrazones, asegurándole al marido su amor y lealtad de manera continua y tangible.

La sumisión NO implica que una esposa deba estar sujeta al abusofísico y psicológico de parte de su marido, y que va más allá de lo que ella puedesoportar. En este caso, como en otros, debemos buscar ayuda de los que nos presiden en elSeñor.

2. LO QUE SÍ ES LA SUMISIÓN:

Una responsabilidad de la mujer: En ningún lugar se dice que elmarido debe mediante la fuerza lograr la sumisión. Más bien se le manda a la mujer quesea sumisa (Ef 5.22; 1Pedro 3.1).

Las Escrituras nos indican que la sumisión debe ser continua: Asílo indica el tiempo verbal griego. Ha de ser el estilo de vida de la esposa.

La sumisión es un mandamiento no una opción: El verbo esimperativo. La sumisión no se basa en la forma en que la trata el esposo, ni tampocoqueda condicionada a las habilidades, talentos, educación o estado espiritual del esposo(1P 3.1; Lc 2.51).

La sumisión es espiritual: Debe hacerse como “al Señor”(Ef 5.22).

Negarse a someterse a su esposo equivale a rebelarse contra Cristo.

La sumisión es un concepto positivo, no negativo: Enfatiza más loque debe hacer que lo que no puede hacer. La sumisión es la libertad creativa bajo laautoridad instituida divinamente (Bill Gothard). Habla de ser compañera, trabajando enequipo, luchando por los mismos logros. Apoya y reconoce al marido sin intentarsobrepasarlo.

La sumisión involucra las actitudes de la esposa además de susacciones: La sumisión de la esposa debe ser alegre, no servil ni de mala gana.¿Cómo sirvió Cristo al Padre? Jn 4.34; Sal 40.7-8.

LA SUJECIÓN ES LA EXTERIORIZACIÓN DE UNA ACTITUD SUMISA. LA SUMISIÓNES UNA ACTITUD DEL CORAZÓN.

3 LO QUE LA MUJER NO DEBERÍA HACER:

Tomar el lugar que le corresponde al marido.

Ser líder en la familia.

Decidirlo todo.

Ser independiente.

Ser insolente, tener un trato irrespetuoso.

Guardar resentimientos.

Tratar mal a la familia de él.

Ser posesiva.

4 APLIQUEMOS LO VISTO:

¿Cómo puede expresar sumisión a su marido en las siguientes áreas?

Planificación del hogar: diaria, semanal, mensual, anual.

De las comidas, limpieza, compras: No se logra rápidamente, requierededicación.

Relaciones sexuales.

Disciplina de los hijos.

El trabajo del marido.

4.1.6 Devocional familiar.

¿Qué hábitos molestan a mi esposo?; ¿en cuáles de ellosdemuestro no ser sumisa?

Piense formas en que pueda corregir o aconsejar a su marido sinmandonear ni fastidiar.

¿Cómo le puedo demostrar respeto a mi esposo, de qué forma lehago saber que él es importante para mí?

¿Tiene mi esposo necesidades que yo podría suplir y no lo estoyhaciendo?, ¿Cómo puedo ayudar mejor?

¿Estoy compitiendo en algún área? ¿Quiero superarlo o al menosser igual que él?

Como mujer casada ¿he establecido las prioridades correctas en mivida?

¿Estoy tan ocupada fuera de casa que abandono las necesidades de miesposo y mis hijos?

5 UNA MIRADA INTROSPECTIVA:

Ayudémonos con esta lista, para ver si nuestra actividad fuera de casaestá equilibrada con las necesidades del hogar. Si usted no trabaja fuera de casa, perotiene otras actividades o participa como obrera en la obra del Señor, igual respóndalas.

¿Me encuentro demasiado cansada para cocinar y mantener mi casa enorden?

SI__ NO__

¿Estoy perdiendo paulatinamente el interés en mi hogar? SI__ NO__

¿Mi esposo está demostrando signos de cansancio y ansiedad acausa de mi inhabilidad para preparar las cosas a su debido tiempo? SI__ NO__

¿Tengo muy poco tiempo para recibir gente y mostrar hospitalidad?SI__ NO__

¿Me irrito fácilmente con mis hijos porque siempre estoy cansada?SI__ NO__

¿Quiero comer siempre fuera de casa? SI__ NO__

Si usted trabaja fuera de casa y ha contestado SI a alguna pregunta,¿qué actitud cree que Dios espera de usted?

Observando las Escrituras llegamos a la conclusión de que elministerio primordial de la esposa es su marido. Cuando Dios creó a Eva para Adán dijo: “Noes bueno que el hombre esté solo, le haré ayuda idónea para él”, esdecir: correspondiente, adecuada.

 

“Jehová Dios formó pues de la tierra toda bestia del campo ytoda ave de los cielos… Más para Adán no se halló ayuda idónea para él. EntoncesJehová Dios hizo caer en sueño profundo a Adán y mientras éste dormía tomó una desus costillas y creó carne en su lugar y de la costilla que Jehová Dios tomó delhombre, hizo una mujer y la trajo al hombre” (Gn 2.18-22).

6 ENSEÑANZAS IMPORTANTES PARA LA BUENA RELACIÓN:

Varios factores importantes surgen de este pasaje, acerca de larelación de la esposa con su marido:

Dios creó la mujer para ser ayuda del hombre.

Sin la ayuda de la mujer el hombre aún en su perfección estabaincompleto. “Para hacer a la mujer Dios tomó un hueso de la parte cercana alcorazón de Adán para que la amase y cuidase, debajo del brazo para que la protegiese yfuese su igual, no la tomó del pie, para que no fuera pisoteada, ni de la cabeza para queno lo dominara a él ni lo subyugase. El plan de Dios es bueno. Extraído de “Mujeres llenas de Gracia”. B. J. Grams.

Dios creó a la mujer para ser ayuda idónea. Ninguno de losanimales podía proveerle a Adán la ayuda que necesitaba. Sólo la mujer podía haceresto (Pr 18.22; 31.10-11).

Dios creó a la mujer para corresponder al hombre. Ella es similaral hombre pero algo diferente. Es el complemento del hombre, no su copia carbónica. Espara el hombre lo que una llave es para un cerrojo y lo que una película es para unamáquina fotográfica: indispensable (1Co 11.11).

De acuerdo con las Escrituras, la esposa fue creada para llenar lasnecesidades, las faltas, la incapacidad de su marido. Fue creada para ser la ayudasingular de su marido. Le ha de dar bien y no mal todos los días de su vida (Pr31.12). Deberá ser como vid fructífera en la casa de su marido (Sal 128.3). Debeser una carne con su esposo y esto solo ocurrirá en la medida que acepte y cumpla con elrol dispuesto por Dios en el que acepte y cumpla con el matrimonio. La sujeción no rebajaa la mujer.

Actuar en obediencia al Espíritu Santo y a la Palabra de Dios,realizando los cambios que sean necesarios (Fil 2.12-13).

7 COMO MUJERES CRISTIANAS VIVAMOS CON ALEGRÍA ESTAS VERDADES: Gn1.27; 2.18; 2.24.

“Que después de la caída Dios prometió la redención por mediode su Hijo de la simiente de la mujer”.

“Que Jesús nos dignificó con su vida, enseñanzas, muerte yresurrección”.

“Que Jesús fue amigo de las mujeres y ellas participaron degrandes verdades, como la mujer samaritana, Marta y María”.

“Que las mujeres fueron testigos de la resurrección”.

“Que tenemos al Espíritu Santo y una relación directa y personalcon Él”.

“Que tenemos la vida eterna y una gran responsabilidad en el reinode Dios para su extensión”. 

LECCIÓN 15
EL PROPÓSITO DE DIOS PARA EL HOMBRE

INTRODUCCIÓN:

Dios creó la familia, y sólo habrá bendición si cada miembrodesempeña su papel de acuerdo con la Voluntad de Dios, no diciéndose el uno al otro loque Dios le demanda, sino velando por lo propio.

1 LO QUE LA PALABRA DE DIOS NO QUIERE DECIR:

Colosenses 3.19; Efesios 5.25-33; 1Pedro 3.7.

Recuerde que su esposa es su compañera y no su propiedad.

El hombre debe entender que “Son una sola carne”, si notrata bien a su esposa, en realidad se hace mal a sí mismo.

No menosprecie a su esposa.

El amor no es sólo un sentimiento, sino una serie de conductas.

No busque su propia comodidad.

El hombre que es egocéntrico, no trata a su esposa como”coheredera de la gracia divina” y por ende se sale de la Voluntad de Dios.

No mida a su esposa desde el punto de vista masculino, acéptelacomo Dios la hizo.

No deje sobre su esposa toda la responsabilidad de instruir a loshijos en el camino del Señor. Deben hacerlo juntos.

No piense que sus asuntos no le conciernen a su esposa.

QUE LA PALABRA DE DIOS SÍ QUIERE DECIR:

El esposo debe rendir su vida a Jesús de tal manera que su familiaencuentre a Cristo en él por su ejemplo, no por coerción.

El esposo cristiano debería entregar su vida en servicio amoroso asu esposa para que la sumisión de ella se dé voluntariamente (Ef 5.25).

Para llegar a ser un esposo piadoso, dé un paso a la vez en elcamino a la humildad y la bendición.

Mantenga el amor de su esposa de la misma manera que lo ganó.

Coopere con su esposa en establecer la disciplina familiar.

Ejerza su autoridad con firmeza pero con amor, no conautoritarismo.

Tome la responsabilidad sacerdotal y edifique el hogar como tareaprimordial.

Llegue a su casa con ánimo jovial.

Recuerde que su hogar debe mantenerse santo.

Ame a su esposa como Cristo amó a su iglesia.

Sea amable con su esposa, respetando su feminidad, no sea áspero.

Trátela como vaso frágil. Es frágil emocionalmente, es mássensible, no es débil, sino que es un atributo que Dios le dio para ejercer su rol demadre.

Escúchela con atención cuando ella habla.

La mujer que se siente amada y comprendida, rara vez manifestarárebeldía.

Tome tiempo para dialogar con ella, saber qué piensa, qué siente.

Aprecie el esfuerzo de su esposa y manifiéstele cariño ycomprensión.

Ello renovará sus fuerzas al sentirse apoyada.

Se consigue muchísimo más con un beso que con órdenes ycríticas.

Provea un sustento digno, y cubra a su familia con fe, oración yamor.

Sea más comunicativo con los hijos, es importante saber quésienten o qué piensan.

Como cabeza es responsable de la familia, es la autoridadprincipal, no la única.

Es colaborador de Dios.

Debe estar bajo la autoridad de Cristo (1Co.11.3).

No debe anular a la mujer, debe importarle su opinión y valorar laayuda que Dios le dio.

3 APLICACIÓN DE LO VISTO:

¿Cómo puede expresar amor a su esposa?

En el hogar.

Relaciones sexuales.

Disciplina.

Devocional familiar.

Vida de la iglesia.

¿Qué hábitos personales molestan a su esposa?

¿En qué cosas no demuestra ser amoroso?

¿De qué forma puede hacer que su esposa se sujete sinmandonearla?

¿Tiene su esposa necesidades que usted no está supliendo?

Como esposo: ¿Ha establecido las prioridades correctas en su vida?

¿Está tan ocupado que su esposa es una viuda y sus hijoshuérfanos?

¿Se siente su esposa comprendida por usted?

¿Sabe si es feliz con usted?

¿Sabe lo que siente y lo que piensa?

¿Qué actitud cree que Dios espera de usted?

4 COMPRENDIENDO A LA MUJER:

La mujer tiene cambios emocionales por sus variaciones hormonalescíclicas. Los días antes de su período, tiene retención de líquidos y se vuelve másirritable, hay depresión y nerviosismo y dolores en el bajo vientre. Tal vez estossíntomas no se den en todas, pero sí en muchas. Necesitan más muestras de ternura ycomprensión.

En el embarazo, debe adaptarse a los cambios de su organismo y adiversos malestares. Luego nace el bebé y sigue una etapa de cuidados intensivos, peroesto no debe interpretarse como que se ha olvidado de su esposo. En ese momento tiene unafuerza que la supera: es la de ser madre. Adecuada, a la vez, a la intensa demandadel bebé en esa primera etapa de su vida. El hombre necesita tener tiempo para estar consus amigos o practicar algún deporte, pero también debe apartar tiempo para invitarla acenar, o compartir una caminata y, si fuera posible, una “luna de mielsorpresa”. Esta intimidad los llevará a un mayor conocimiento y comprensión mutuos.Esto no se logra de un día para otro, pero es posible si cuentan con la ayuda y laaprobación de Dios.

5 ¿QUÉ ANHELA LA MUJER?

SER AMADA, RESPETADA, APRECIADA, VALORADA, ANIMADA Y ALABADA, POR SUAMANTE ESPOSO.

6. ESPOSO:
Dios lo ha llamado a amar a su mujer y a representar a Cristo en el hogar. Saber estosprincipios en nada ayudará, a menos que los ponga en práctica. Examine su vidas a la luzde la Palabra de Dios. Si está fallando en algún área, sugerimos que haga lo siguiente:

Confiese su pecado a Dios y a su esposa.

Busque el perdón de Dios a través de la sangre de Cristo.

Pídale al Espíritu Santo el poder para ser diferente.

Actúe en obediencia a la Palabra de Dios y efectúe los cambiosnecesarios.

Fil.2.12-13; Stg.1.19-25.

LECCIÓN 16
LA CRIANZA DE LOS HIJOS
1° PARTE

INTRODUCCIÓN:

Cuando el Señor termina su magistral enseñanza del sermón del monte,compara la vida de dos tipos de personas.

Las dos tienen circunstancias similares en su existencia; hubo lluvias,vinieron ríos, soplaron vientos que dieron con ímpetu contra cada una de ellas. Una vidacayó porque había edificado “su casa sobre la arena”, la otra, por elcontrario, se mantuvo firme porque había edificado “su casa sobre la roca”.

El obedecer o no a la Palabra de Dios, determina en nuestra existenciala diferencia entre el éxito o el fracaso.

 

“El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, yvendremos a él, y haremos morada con él” (Jn. 14.23).

Es nuestra responsabilidad edificar la familia que Dios nos ha dado. Lavida moderna, con su vértigo cotidiano, su avalancha informativa, su incapacidad paraentender y solucionar las más elementales necesidades del hombre, su soledad y carenciade valores trascendentes, da como resultado un modelo de sociedad en la cual nuestrosniños y jóvenes no encuentran ejemplos en los cuales reflejarse para crecer ydesarrollarse sanamente.

 

“También debes saber esto: que en los postreros días vendrántiempos peligrosos. Porque habrá hombres… desobedientes a los padres… a éstosevita” (2Ti. 3.1-5).

1 ¿SOBRE QUIÉN RECAE LA RESPONSABILIDAD DE CRIAR A LOS HIJOS?

Los primeros responsables somos los padres.

Es cierto que las reuniones, la predicación de la Palabra, laalabanza y las lecciones de la Escuela Bíblica contribuyen en forma provechosa en la vidade nuestros hijos, pero ese aporte resulta insuficiente si los padres no tomamos laresponsabilidad de criarlos y formarlos “en el Señor”.

Dios nos prestó los hijos para que los criemos de manera tal queluego puedan ser adoptados en Su gran familia. Sólo tenemos entre 18 y 20 años paracompletar en ellos la etapa de formación y preparación para la edad adulta.

Ni pastores, ni maestros de Escuela Bíblica, ni abuelos, ni tíos,ni maestros de colegio son responsables delante de Dios. Reconocemos que en determinadascircunstancias, y por fuerza mayor, les toca a otros criar hijos ajenos, pero elprivilegio y la responsabilidad está sobre los propios padres.

¡Dios no cría los hijos de nadie! Hay una excepción en laEscritura: “Padre de huérfanos y defensor de viudas es Dios en su santamorada. Dios hace habitar en familia a los desamparados” (Sal. 68.5-6ª).

El mandato apostólico es claro: “Padres… criadlos endisciplina y amonestación del Señor” (Ef. 6.4).

2 CRIAR HIJOS: UN SERVICIO PARA DIOS:

“Herencia de Jehová son los hijos, cosa de estima el frutodel vientre” (Sal. 127.3).

Criar hijos no es solamente darles techo, ropa, comida, educación,diversión, sino que los padres debemos ocuparnos especialmente de inculcarles losvalores, actitudes y actos que hagan que sean formados de acuerdo al plan de Dios para susvidas.

“Ser padre es un trabajo, una ocupación, un ministerio, unservicio, no un puesto o jerarquía humana”.

Es estar atentos sobre la vida de nuestros hijos, cuidar de darlesinstrucciones con toda diligencia y VELAR para que ellas sean obedecidas conforme a lasindicaciones que les hayamos dado.

Debemos tomarnos el trabajo de cuidar que obedezcan y hagan lo que seles dice.

3 ¿CUÁLES SON NUESTROS OBJETIVOS, NUESTRAS METAS EN LA CRIANZA?

Que tengan una relación personal con Dios:
Guiarlos desde pequeños a relacionarse íntima y directamente con Dios. Deben crecer conla conciencia de que “El Señor es el Rey de nuestro hogar, y el oyente presente yactivo de nuestras conversaciones”. Incentivémoslos a agradar y honrar al Señor.Enseñémosles a orar al Señor en sus palabras.

Formación del carácter:
Desarrollar en ellos el sentido de la responsabilidad junto con una sólida base moral.Otro aspecto fundamental es el dominio propio. Tienen que poder controlar sus sentimientosy sus gustos, y aun subordinar sus intereses a otros mayores.

Formación social:

Debemos enseñarles a desenvolverse en forma correcta y agradable con los demás.Enseñarles desde muy pequeños a respetar y sujetarse a las autoridades.

4 ¿CUÁLES SON NUESTRAS RESPONSABILIDADES?

Amar:
Significa aceptarlos totalmente como son, con su propio sexo, defectos, característicasfísicas, personalidad, etc. Nuestros hijos perciben desde muy pequeños si son o noaceptados por sus padres, y el contacto físico y las expresiones de cariño son unamanifestación muy importante de ese amor.

Instruir:
“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará deél” (Pr. 22.6).

La instrucción incluye la enseñanza, el adoctrinamiento, laformación, la capacitación y la comunicación.

La instrucción apuntará a formar el carácter moral de nuestroshijos: que sean honestos, justos, generosos, perdonadores, que tengan respeto por losdemás, diligentes. Es fundamental que incentivemos en ellos la sensibilidad espiritual yuna buena disposición delante de Dios.

¿Cómo? viviendo con naturalidad nuestra relación con Dios, orandoregularmente con ellos, contando historias bíblicas y relatos que destaquen la bondad,justicia y santidad de Dios. Lo que aprenden en los primeros seis años de vida quedaimpreso para siempre.

Lo más importante en la instrucción, es que podamos decirles anuestros hijos lo mismo que Pablo les dijo a los Corintios:

“Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” (1Co.11.1).

5 LA IMPORTANCIA DE LA ARMONÍA ENTRE LOS PADRES:

Si entre ellos no se ponen de acuerdo, sus hijos usarán esasdesinteligencias “para su propio beneficio”.

Primero le pregunto a mamá, si ella no me contesta como me conviene,entonces voy a papá o viceversa, la cuestión es salirme con la mía. Así es como loshijos aprenden el método de “cómo hacer para conseguir lo que quiero”, o loque es lo mismo, ser rebeldes contra la autoridad.

Ejemplo:
– Mamá, ¿puedo ir al viaje de fin de curso con mis compañeros?

– ¿Le preguntaste a papá? (Observar cómo la madre da lugar y honradelante de su hijo a la autoridad paterna). Cuando el hijo o hija va con la pregunta, elpadre da una respuesta de acuerdo a lo que previamente habían decidido con su esposa.

Es importante que ambos estemos preparados para saber qué y cómoresponder ante los distintos requerimientos del diario vivir. Si no hemos tratadopreviamente el tema, podemos responder lo siguiente:

“No te contesto ahora, voy a tratar el tema con mamá y luegoveremos”. Debemos ocuparnos en dar una respuesta clara: SI o NO.

No debemos discutir delante de nuestros hijos.

No debemos hablar mal, ni en forma negativa de una persona delante deellos, ni permitir que ellos lo hagan. 

LECCIÓN 17
CLAVES PARA LA DISCIPLINA Y EL DIÁLOGO CONNUESTROS HIJOS PEQUEÑOS 2° PARTE

1 ¡CUIDADO CON LAS RESPUESTAS!

“Pero sea vuestro hablar sí, sí, no, no; porque lo que esmás de esto, de mal procede” (Mt. 5.37).

Muchas veces –en especial las madres por estar tan atareadas– se responde con rapidez ¡NO! ante una solicitud de los hijos. Se hace con unsentido de autoprotección. Ante algo desconocido o que me compromete, o a lo que tengoque dar atención, es más fácil responder ¡NO! para sacarme el problema de encima. Sinembargo, los chicos invariablemente nos probarán insistiendo y tratando de conseguir loque quieren. Ante eso, muchos padres hacen lo que sus hijos pretenden, contradiciendo suprimera respuesta y se justifican diciendo:”¡Qué chico éste, con él no sepuede…!” Pensemos bien lo que vamos a responder a nuestros hijos; eliminemos el”NI” de nuestra vida. “Sea vuestro sí, sí, y vuestro no,no…”.

2 ¡CUIDADO CON LA MENTIRA!

“Y ésta es la condenación; que la luz vino al mundo, y loshombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todoaquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no seanreprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que susobras son hechas en Dios” (Jn 3.19-21).

La mentira es inadmisible en nosotros y en nuestros hijos. Debemoslibrar una lucha a muerte entre la verdad y la mentira.

Cumplamos siempre lo que prometemos o advertimos. Si no podemoshacerlo, pidamos perdón (eso no nos deshonra como padres, muy por lo contrario), y demoslas razones por las cuales tenemos que adoptar este nuevo proceder.

3 LA IMPORTANCIA DE LA DISCIPLINA:

Pero ¿debemos disciplinar?

A mediados del siglo pasado, el especialista norteamericano BenjaminSpock, basándose en una interpretación extrema de las teorías psicoanalíticas,patrocinó una educación absolutamente permisiva, en que a los niños no debíaninhibírseles en nada, porque “podrían sufrir traumas y frustraciones”. Semalentendieron los conceptos de libertad e independencia, y se llegó a un “dejarhacer” total. ¿El resultado? Años después los consultorios psicológicos empezarona llenarse de niños y jóvenes inseguros, conflictivos y con baja autoestima. Sedescubrió que los chicos hacían travesuras cada vez mayores, buscando que se les pusieraun límite, y el no encontrarlo les provocaba gran angustia. No lo vivían como libertad,sino como abandono: sentían que a sus padres les importaba tan poco de ellos, que lespermitían cualquier cosa. Esos niños sentían precisamente lo que la Biblia dice: queDios (o el padre) al que ama, disciplina (He 12.6)

En cambio el Dr. Benjamin Spok debió pedir perdón públicamente, yreconoció que el aumento de la delincuencia en Estados Unidos se debe a la falta delejercicio de la autoridad por parte de los padres.

Somos responsables delante de Dios de aplicarla. Él no nos llamóa ser “populares” con nuestros hijos, sino a criarlos en su santo temor. Laobediencia no es algo opcional, sino una exigencia.

 

“Y te mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por lainiquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios y él no los ha estorbado.Por tanto, yo he juzgado a la casa de Elí que la iniquidad de la casa de Elí no seráexpiada jamás, ni con sacrificios ni con ofrendas” (1S 3.13-14).

La disciplina aparta la necedad de nuestros hijos: “Lanecedad está ligada en el corazón del muchacho; mas la vara de la corrección laalejará de él” (Pr 29.15).

La disciplina da sabiduría:
“La vara y la corrección dan sabiduría; mas el muchacho consentido avergonzaráa su madre” (Pr 22.15).
“El hijo sabio alegra al padre, pero el hijo necio es tristeza de su madre” (Pr10.1).

La disciplina da descanso y alegría:
“Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma” (Pr29.17).

La disciplina libra nuestra alma de la muerte:
“No rehúses corregir al muchacho; porque si lo castigas con vara, no morirá. Locastigarás con vara, y librarás su alma del Seol” (Pr 23.13-14).

La disciplina es un acto de amor y debe ser usada como primer y noúltimo recurso:
“El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde tempranolo corrige” (Pr 13.24).

En la administración de la disciplina debe eliminarse la ira:
“Castiga a tu hijo en tanto que hay esperanza; mas no se apresure tu alma paradestruirlo” (Pr 19.18).
“Porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios”
(Stg 1.20).

Cuando es necesaria disciplinar, no se lo debe postergar:
“Por cuanto no se ejecuta luego sentencia sobre la mala obra, el corazón de loshijos de los hombres está en ellos dispuesto para hacer el mal” (Ec 8.11).

La disciplina descansa en primer lugar sobre el padre:
“Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es lacabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo” (1Co 11.3).
“Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos endisciplina y amonestación del Señor” (Ef 6.4).

La disciplina debe ser administrada en privado, porque es necesariocuidar la dignidad de nuestro hijo

El proceso de la disciplina:
EXPLICACIÓN – CASTIGO – ORACIÓN – PERDÓN – RECONCILIACIÓN

4 EL ALIENTO Y EL ESTÍMULO, PARTES VITALES EN LA CRIANZA:

Cuando aprobamos a nuestros hijos, ellos sienten un respaldo tan grandeque los refuerza en su autoestima. Eso afirma los valores positivos de su carácter y esun elemento esencial para que alcancen éxito en la vida.

5 ES NECESARIO BENDECIR A NUESTROS HIJOS:

“Y le presentaron niños para que los tocase; y los discípulosreprendían a los que los presentaban. Viéndolo Jesús, se indignó y les dijo: Dejad alos niños venir a míy no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. Decierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Ytomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía” (Mr10.13-16).

Parte fundamental de nuestro sacerdocio como padres, es el de bendecira nuestros hijos. Cuando los bendecimos en el poderoso nombre del Señor Jesucristo, selos estamos “llevando a él”.Es también por esa razón que los presentamos ennuestra congregación, y nos alegramos juntos como familia delante de Dios. El bendecir anuestros hijos los libera, tranquiliza y resguarda.

LECCIÓN 18
CLAVES PARA LA DISCIPLINA Y EL DIÁLOGO
CON NUESTROSHIJOS ADOLESCENTES 1° Parte

INTRODUCCIÓN:

Ningún período de la vida es más tormentoso que el de laadolescencia, y no sólo para los padres, sino para el mismo adolescente. Un minuto actúacomo criatura y al siguiente razona como un adulto.

Si usted cumplió con su deber de padre cuando sus hijos eranpequeños, criar adolescentes puede ser muy entretenido, pero si usted perdió laoportunidad de moldear su carácter y su temperamento cuando eran pequeños, su tarea enlos próximos años se verá excesivamente ardua.

1 ¿POR QUÉ TANTOS CONFLICTOS?:

Entrar en la adolescencia puede no sólo ser emocionante para eladolescente, sino también tremendamente alarmante. El enfrentamiento con la adultez puedeser sobrecogedor, porque requiere lo que la mayoría de los seres humanos temen: “ELCAMBIO”.

Veremos a continuación los diferentes cambios por los que atraviesa unadolescente:

Físicos y Sexuales:
La inocencia de la niñez es reemplazada por impulsos sexuales que les inspiran unsentimiento de culpa. Debido a estos sentimientos de culpa que surgen con sus primerosimpulsos sexuales, el padre no debe extrañarse si los adolescentes evitan muestras deafecto hacia el padre del sexo opuesto. Esto suele ser normalmente una etapa temporal,pero es importante que ellos se sientan seguros del amor de sus padres durante estetiempo.

No se sienten dignos del amor de ellos, pero los quieren y losnecesitan todavía más que antes. Lamentablemente su comportamiento torna difícilquererlos, pero es importante que se les quiera.

Fuertes sentimientos de inferioridad e inseguridad:
Al entrar al mundo de los preadultos, suelen no sentirse demasiado conscientes de suineptitud, su inexperiencia, su incapacidad, pero quieren ser aceptados. En consecuencia,actúan con rebeldía si se les trata como criaturas o cuando no logran llevar a cabotareas de un nivel adulto.

En esta etapa necesitan mucha comprensión, instrucción y estímulo; yno una crítica constante. La aprobación de los padres vale más de lo que uno seimagina. Cuando usted tenga que enfrentar situaciones de este tipo, trate de evitarmuestras de exasperación cuando ve que hacen un desastre de las cosas. Si usted piensaque es inepto, haragán o torpe, usted le comunicará ese mensaje aunque no llegue a abrirla boca. Eso sólo confirmará sus sentimientos de incapacidad. Mantenga bien presente quela lucha por obtener reconocimiento como personas se acrecienta cada vez más a partir delos trece años. Su aprobación, toda vez que sea posible darla con honestidad, le daráesperanzas de llegar un día a ser alguien. Si usted no cree en él, él tampoco podrácreer en sí mismo. Es un hecho reconocido que el factor principal para que un adolescentese sienta seguro de sí mismo y llegue a aceptarse, son sus padres.

Deseo de los hijos de tener más libertad de la que sus padres creenque están listos para usar:
El padre razona: “Muéstrame que eres responsable y te aumentaré losprivilegios”. El adolescente dice: “Dame más privilegios y te demostraré quesoy responsable”.

Una de las quejas que se suele escuchar frecuentemente de losadolescentes es: “Mis padres no creen que soy capaz”. O: “Mis padres no metienen confianza”. Sin embargo, muchas veces no es cuestión de falta de confianzasino de inmadurez. El adolescente cree que es más maduro de lo que sus padres loconsideran. Creo que en general los padres deberían dar a sus hijos mayor número deresponsabilidades adultas, pues si lo hacen, debería quedar claro que las oportunidadesfuturas dependerán del grado de responsabilidad que demuestren.

2 LA IMPORTANCIA DE MANTENER EL DIÁLOGO CON NUESTROS HIJOS:

Usted comunicará aceptación o crítica, amor o rechazo, por la formaen que hable a sus hijos.

El tono de su voz, la mirada de sus ojos, la forma en que se dirija aellos, hablará más fuerte de lo que realmente diga con sus palabras.

Es muy importante que los padres estén deseosos de comunicar verdadesespirituales a su familia.

El adolescente formado en un hogar donde se lo ama tanto como para quealguno se interese por su bienestar espiritual, y en darle verdades básicas con lascuales vivir, va a ser un adolescente dichoso.

La forma en que usted escuche a sus hijos, significará para ellos unade dos cosas: “No me molestes, estoy muy ocupado”, o bien, “Nunca estoy tanocupado como para no poder escuchar lo que tienes que decirme”.

Lo primero hará que el adolescente se encierre más en su soledad, ycomenzará a sentir que es una carga y que no merece ser escuchado. Lo segundo le dará laseguridad de ser respetado y considerado como un ser humano valioso y digno de serescuchado. Paul Torunier, conocido autor y médico suizo ha dicho: “Es imposiblesobrestimar la inmensa importancia que tiene para el ser humano el ser escuchado”.

Alguien ha dicho que el verdadero acto de escuchar requiere doselementos:“concentración y dominio propio”.

Escuchar implica concentración en lo que se está diciendo, lo que nose está diciendo, lo que se está diciendo indirectamente, y lo que realmente se estátratando de decir. Escuchar también implica dominarse para no reaccionar apresuradamente,o exageradamente, y para no interrumpir o criticar lo que se está diciendo. Su habilidadpara escuchar también lo ayudará a evaluar el valor de sus propias palabras, porquemucho de lo que ellas digan será un reflejo de usted mismo.

3 ¿CÓMO DISCIPLINAR Y SER EFECTIVOS?:

La disciplina no es solamente castigo:
“Guarda, hijo mío, el mandamiento de tu padre, y no dejes la enseñanza de tumadre;

Átalos siempre en tu corazón, enlázalos a tu cuello. Te guiaráncuando andes; cuando duermas te guardarán; Hablarán contigo cuando despiertes. Porque elmandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, Y camino de vida las reprensiones que teinstruyen…” (Prov. 6:20-23)

La disciplina no es solamente castigo, sino algo que uno hace por unhijo, no simplemente lo que se le hace al hijo. Si los padres llevaran a cabocorrectamente la disciplina, tendrían menos castigos que dar. La disciplina es parte delcarácter que se edifica en el hijo y lo que le dará su estilo de vida.

Efesios 6.4 dice: “Y vosotros, padres, no provoquéis aira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor”.

Este tipo de disciplina significa guiar a un niño para ayudarlo amadurar y desarrollar su carácter dentro de ciertas directrices definidas. Es mucho másque darle órdenes y listas de normas.

Disciplinar es instruir, educar, guiar y formar con fidelidad y conreglas consecuentes.

Es prudente dar un paso atrás y dar un buen vistazo a la disciplinaque usted ejerce sobre sus hijos para examinar su eficacia y su calidad. A menos que unadolescente entienda lo que se espera de él, no tiene manera de responder.

El comienzo de toda buena disciplina debe empezar por una comunicaciónsimple y efectiva.

La meta final de la disciplina debiera consistir en lograr que nuestroshijos adquieran autodisciplina. Para ello el primer paso es una comunicación correcta.

Un buen plan para disciplinar a los hijos debiera tener las siguientescaracterísticas:

Pregúntese lo siguiente:

¿Es constructiva?:

La disciplina debe tener por resultado infundir seguridad en eladolescente, y no frustración.

Pr. 23.19 dice: “Oye, hijo mío, y sé sabio, y enderezatu corazón al camino”.

¿Está logrando que hagan buenas decisiones?

La disciplina debiera lograr que el adolescente reciba la guía y lainformación necesaria para tomar buenas decisiones por sí mismo. Si logra esto, usted leestará ayudando a adquirir autodisciplina.

Pr. 19.20 dice: “Escucha el consejo, y recibe lacorrección, para que seas sabio en tu vejez”.

¿Es consecuente en el modo de impartirla?

La verdadera disciplina significa que seremos firmes y consecuentes enrelación a toda desobediencia. La disciplina que se exige un día y se deja de lado alsiguiente, no tiene ningún efecto.

Pr. 29.17 dice: “Corrige a tu hijo, y te dará descanso,y dará alegría a tu alma”.

¿Comunica amor?

La disciplina debe nacer de un corazón lleno de amor por el hijo. Esuna forma de darle seguridad y confianza, y hacer que se sienta parte de la familia.Recuerde: “Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibepor hijo”. He. 12.6.

¿Es confidencial?

El adolescente necesita saber que la disciplina es asunto entre elpadre y él, y que no se convertirá en el tópico de conversación de la próximareunión social entre vecinos. Jeremías 31.34 dice: “Porque perdonaré la maldadde ellos, y no me acordaré más de su pecado”.

Este tipo de confianza también le asegurará al adolescente que ustedlo ha perdonado y habrá de olvidar el asunto.

LECCIÓN 19
¿CÓMO TRATAR A LOS HIJOS ADOLESCENTES? 2° Parte

1 ¿CÓMO AYUDAR A NUESTROS HIJOS PARA ENFRENTAR LOS VICIOS, LAS MALAS

COMPAÑÍAS, EL SEXO, ETC.?:

Enseñándole educación sexual:

Hay algunos tópicos que son una necesidad en una conversación de estanaturaleza:

Crecimiento rápido, que va a debilitar su energía y fuerza durante untiempo. El adolescente necesitará dormir más tiempo y alimentarse mejor que antes.

Dile que su cuerpo cambiará para hacerse como el de un adulto.

Los detalles completos del ciclo menstrual los debe conocer la niñaantes de que ocurra el primer período.

Es algo aterrorizante para la niña si ocurre la primera menstruaciónsin saber nada. Hay muchos libros y películas para ayudar a explicar este desarrollo. Lomás importante es que los padres transmitan confianza, optimismo y entusiasmo respecto ala menstruación y que no digan con cara alargada: “Esto es una cruz que llevarástoda la vida como mujer”.

Es necesario ser sincero con el adolescente y advertirle del peligro de las malascompañías y vicios, enseñándole y educándolo en los principios bíblicos y orandopara que su vida espiritual sea sólida, lo cual evitará todos los demás problemas quese puedan presentar.

Supervisando las amistades de su hijo:
La presión del grupo es tan fuerte en los adolescentes, que en algunos momentos de sudesarrollo, la influencia de sus amigos puede llegar a ser mayor que la de sus padres. Lainfluencia de ciertos amigos puede deshacer mucho de lo que los padres han logradoinculcar en sus hijos. 1 Co. 15.33 contiene algunas instrucciones importantes quemuchas veces sorprenden a algunos padres. Dios dice: “No os dejéis engañar:Las malas compañías corrompen las buenas costumbres(La Biblia de lasAméricas).

Muchos padres sienten temor ante la desaprobación de sus hijos, o lesasustan las palabras: “¡Te odio!”. Puede sorprenderle que muchos hijos, en suadolescencia, hayan dicho esto a sus padres en un arranque de furia; es un simplesentimiento pasajero que nace por no poder hacer su voluntad, en particular cuando setrata de elegir amistades. En esta época, usted hallará que los amigos de fuera de laiglesia ejercerán mucho más atractivo sobre sus hijos, que los adolescentes de su propiaiglesia. El problema no es que los chicos creyentes sean aburridos, sino en que lamodalidad mundana de los amigos de su hijo adolescente le tratará de atrapar. Si usted lodeja dar las espaldas al grupo de la iglesia, y correr tras el mundo, sus amigos locorromperán.

Es necesario que usted rodee a su hijo de amigos creyentes, quellegarán a fortalecerlos niveles de conducta aprendidos en la familia. Los chicos ychicas cristianos pueden ayudarse mutuamente. Todos los adolescentes necesitan algúnconfidente con quien compartir particularmente cuando entran en conflicto con sus padres.Es mucho mejor que tengan un amigo creyente que comparta convicciones básicas y queprovenga de un hogar con criterios de conducta similares.

En momentos de conflicto entre padre e hijos, los amigosinconversos sólo alimentan más la rebelión. Recuerde el principio bíblico: “Elque no es espiritual no acepta las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para élson tonterías. No las pueden entender, porque son cosas que tienen que juzgarseespiritualmente” (1Co. 2:14, VP).

2 LA IMPORTANCIA DEL ADOLESCENTE DE SENTIRSE ACEPTADO:

El problema:
No sentirse digno de ser aceptado por el Señor ni por los demás.

No aceptarse a si mismo.

Culpar a Dios por lo que es, o lo que piensa que es.

Ejemplos bíblicos del no aceptarse:

• Moisés (Éxodo 3.11: “¿Quién soy yo…?).

• Jeremías (Jer. 1.6: “¡Ah! ¡Ah, SeñorJehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño).

• Gedeón: (Jueces 6.15: “¡Ah, señor mío,¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo elmenor en la casa de mi padre”).

La solución al problema:

Aceptar que Dios nos acepta:

1) Espiritualmente:
Ef. 1.6: “nos hizo aceptos en el Amado”.

Jn. 1.12: “a los que le recibieron les dio la potestad de serhechos hijos de Dios”

Ro. 8.1: “ninguna condenación hay para los que están enCristo Jesús”. Ro. 8.35: “¿Quién nos separará del amor deCristo?”.

2) Físicamente:
Sal. 139.13-17: “Tú formaste… tú me hiciste… en tu libro estaban escritastodas aquellas cosas que fueron formadas”.

3) Emocionalmente – Socialmente –Intelectualmente:
Sal. 139.1-5: “Tú me has examinado y conocido… detrás y delante merodeaste, y sobre mí pusiste tu mano”. Ro. 12.1-2: “Sacrificio vivo,santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo,sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para quecomprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

Aceptarnos a nosotros mismos:
Mr. 12:30-31: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”.

• Espiritualmente:
Lavados por la sangre de Cristo y hechos a la imagen de Dios.

• Físicamente:
Darle gracias a Dios por cada detalle del cuerpo que Él nos dio.

• Emocionalmente – Socialmente – Intelectualmente:
No procurar ser igual a otra persona (2Co. 10.12). Dejar que Dios nos perfeccione,haciéndonos más como su Hijo.

LECCIÓN 20
¿ESTOY SOLO/A?

INTRODUCCIÓN:

¿Te has quedado solo o sola? ¿Has podido aceptar esta condición? Talvez hay en ti insatisfacción, resentimiento, prejuicios, ansiedades. A través de algunostestimonios hemos visto que hay personas que a pesar de su soltería, viudez o separaciónhan tenido frente a sí un mundo lleno de expectativas y nuevas esperanzas.

Confiar y depender totalmente de Dios debería ser una constante ennuestras vidas. Pero es difícil a veces cuando se está solo, no sentirse, a veces tanindependiente que se termina creyendo más en las propias fuerzas que en el poder de Dios.Pero en algún momento, debe confrontarse con cosas como: el miedo a: La soledad, alrechazo, el temor al fracaso, el temor a no alcanzar un ideal de vida. El mensaje de lasociedad parecería ser que toda persona es aceptada socialmente si se casa antes de los30. Los padres instruyen a sus hijos para: la adolescencia, el colegio el casamiento, losbebés y aún la muerte. Pero ¿quién los prepara para estar solos?

1 ACTITUDES QUE AYUDAN:

Vivir el presente:
Haciendo ahora lo mejor que podamos.

Una joven dijo. “Quiero crecer personal y profesionalmente,pero me siento paralizada porque no puedo aceptar ninguna otra cosa para mi vida que nosea el matrimonio y pronto”.

Otra mujer se lamentó: “Sé que podría haber progresado ysobresalido en mi empleo, pero mis padres siempre me decían: “No te aflijas hijapronto te casarás y ya no tendrás que afligirte por conseguir una casa”. Así quegasté mi dinero en ropas, viajes y frivolidades siempre pensando: pronto me casaré… Yaquí estoy, ahora, a los 55 años con un empleo rutinario y espiritualmente sola. Yoplaneaba servir al Señor con mi esposo…”

Rechace las mentiras de la sociedad:
Algunos dicen: es mejor haber fracasado en el matrimonio que no haberse casado nunca.

Otros dicen: que de nada vale servir a otros o tener un buen trabajo oéxito en lo que se haga, si no se tiene en casa un par de brazos fuertes que lo sostengany le abracen. O no dejes escapar ese candidato, tal sea tu última oportunidad. O trata deser más agresiva, flirtea un poco sino te quedarás para vestir santos, etc. La respuestaes: DIOS ES SOBERANO. Recibo mi soltería de su mano. Quiero llegar a ser lo que Diosquiere que yo sea.

Permítale a Dios ser soberano y preparar un plan diferente para suvida:
Él tiene distintos planes y tiempos para cada individuo. Confíe en Él.

Esta confianza es un elemento clave.

Él bendice más de lo esperado (Efesios 3.20). Le animará ameterse en los negocios de su reino: (Mateo 6.33).

¿Qué debe hacer un soltero mientras tanto?

Buscar primero al Señor, luego al ministerio y después la pareja.

Confiar en Dios es la cosa más valiente que alguien pueda hacer.Estaba una tarde en el jardín de mi casa, con mis ¡hijos, nueras y nietos que cantabancanciones y alababan al Señor, pero yo me sentía sola. Se me anudó la garganta y nopodía contener las lágrimas, me retiré, estaba llorando y una voz interior me dijo:¿Por quién lloras? Tu esposo está gozando en la Presencia del Padre Celestial ya nosufre ni te necesita, tus hijos y tus nietos están alabando a Dios acompañándote enesta prueba.

¡Vos estás llorando por vos misma! Realmente Satanás estaba lograndosu objetivo de hacerme sentir una pobrecita. Me sentí avergonzada, pedí perdón alSeñor, di gracias por todo el amor que me rodeaba y también por mi salud. Comprendí quesi Dios me había puesto en esta situación tenía un propósito en mi vida. Laexperiencia que había vivido en el hospital como voluntaria, antes de la enfermedad de miesposo, me preparó para ayudarlo a él en su sufrimiento físico y luego de su muertecomencé a servir en el voluntariado hospitalario. Ahora puedo seguir ayudando y dandoconsuelo a personas enfermas y necesitadas de amor y compañía. Cuando hacemos algo parael Señor siempre recibimos bendiciones pues Él no es deudor de nadie. Por esta razón envez de quejarme puedo poner mi fe en acción. Estoy segura que siguiendo su camino, dócila lo que Él demande de mí, tendré la VICTORIA (Ro.8.37-39). LE DOY GRACIAS A MIPADRE POR LA SEGURIDAD QUE NUNCA ESTARÉ SOLA.

 

¿Quién es que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el HIJODE DIOS? (1Jn.5.5).

¿Qué hacer con ésta soltera?

Muchas veces orando por un futuro compañero, hacen listas decaracterísticas en muchas formas, lo cual no está mal, pero ¿cuáles son las cosas queDios considera importantes?

1) Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón,porque de él mana la vida.

2) Quesolamente le pidas al Señor que se acerque aquel varón que, según su perfecta voluntady elección tú necesites. “No seas el campo de prueba de nadie”.

El amor de Dios fluye continuamente, el perfecto, complejo y profundoamor de Dios, puede revelar el verdadero camino al reposo y ordenar los pensamientos.

En lo secreto de tu corazón puedes agradecerle de la conducción tanespecial y privada del Espíritu Santo sobre ti. Y comparte con Dios este secreto: QUEESTÁS DISPUESTA A CASARTE SI TU DIOS CELOSO ASÍ LO INDICA.

2 LUEGO DE LO VISTO:

¿Debe sentirse sola una mujer que no se ha casado, una viuda oseparada, sin propósito en la vida?

Para discusión en el grupo: ¿Cómo aconsejaría a una persona solteraque se siente frustrada precisamente por su estado?

3 APLICANDO LO VISTO:

Aprender a orar y abrir “puertas” para servir a losdemás.

Aprender que el verdadero amor echa fuera el temor.

Tener confianza en Dios.

Renunciar a la autocompasión. (Estrategia del enemigo).

Aprender a dar gracias en todo momento.

Saber que Dios tiene un propósito en sus vidas.

Este propósito se cumplirá si están disponibles para el Señor.

Aprovechar su situación para ocuparse del reino de Dios.

EL FIN

Print Friendly, PDF & Email

Acerca de Joyce

Joyce
Vine a la fe en el Señor Jesucristo en 1963, dando mi corazón a Jesucristo en una cruzada del Señor Billy Graham en Los Ángeles, California. He estado enseñando la palabra de Dios desde 1964, Usualmente dos o tres clases de los adultos cada semana.

También puedes ver

Volumen #4

  REGRESAR AL PROGRAMA DE LA SERIE Curso Noviazgo por Pastor Waldo Castro Tepic, Nayarit, …